Afectan a todos los destinos españoles que trabajan con TTOO británicos

Repuntan prácticas fraudulentas de abogados británicos contra los hoteles

TUI y Jet2Holidays aseguran no estar detrás de estas prácticas

No es un fenómeno nuevo, pero sí se ha visto favorecido por las facilidades de comunicación que ofrecen las redes sociales. Antes representantes de bufetes de abogados británicos se apostaban en el entorno de los hoteles que mayoritariamente trabajan con turoperadores de aquel país, para repartir folletos informando a los turistas de la posibilidad de denunciar al operador por supuestos malestares producidos durante su estancia prometiéndoles cuantiosas indemnizaciones. Aunque también lo siguen haciendo, ahora les basta con exponer esa opción en Facebook y Twitter. Los turoperadores, al menos TUI y Jet2holidays, advierten de ello a los hoteles, mientras las patronales han decidido tomar cartas en el asunto.

Los abogados británicos, como explica Nuria Montes, secretaria general de HOSBEC (Asociación Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana), “sin necesidad de contar con ningún tipo de prueba que lo acredite y muchas veces meses después de haberse producido la supuesta incidencia, interponen la reclamación ante el turoperador, que suele abonarla sin contrastar datos ni pedir pruebas, ni siquiera se pone en contacto con el hotel para informarle y que pueda defenderse”.

Los hoteleros además sospechan que el cliente ni tiene que adelantar dinero para interponer la reclamación, sino que estos bufetes de abogados cobran su parte una vez que consiguen la indemnización.

El negocio por tanto les sale redondo: los turoperadores tienen estipulado por contrato con los hoteles que el importe de estas indemnizaciones se deduce directamente de la liquidación de la facturación que deben abonar al establecimiento, es decir, que es éste el que asume el coste, del que la mayoría de las veces se entera cuando le llega el descuento, sin tener siquiera la oportunidad de contactar con el cliente o presentar evidencias que demuestren que no es responsable de ello.

Los hoteles todo incluido que mayormente trabajan con turoperadores británicos son los más afectados por estas prácticas.Los hoteles todo incluido que mayormente trabajan con turoperadores británicos son los más afectados por estas prácticas.

Además, como la jurisdicción competente en estos casos es la británica, al hotelero le supondría multiplicar los costes si opta por iniciar un proceso para evitar abonar una sanción injusta, por lo que no le queda otra que acatar el descuento en sus cuentas con el turoperador, según ha señalado Montes.

Esta práctica, añade, “era muy conflictiva hace años, pero afortunadamente el peso de los turoperadores en el sector ahora es menor que entonces y de hecho algunos hoteles decidieron en su momento por este motivo dejar de mantener contratos con operadores británicos y alemanes, a los que les afectan más estas prácticas fraudulentas”.

Y es que, en su opinión, “en realidad no es una práctica ilegal, pero sí inmoral, falsa y poco rigurosa por parte de estos bufetes de abogados y de los turoperadores, que afecta sobre todo a los hoteles todo incluido que mayoritariamente trabajan con ellos, aunque el cliente pueda haberse intoxicado en cualquier otro sitio que haya visitado, no necesariamente en sus instalaciones. El hotel por tanto se encuentra totalmente desamparado, con pocas herramientas para poder defenderse”.

El repunte de estas prácticas se debe, según la secretaria general de HOSBEC, a que “los bufetes de abogados británicos han encontrado un filón en esta actividad; empezó uno y ahora hay muchos que se han querido subir al carro. Los turoperadores deberían ser más rigurosos y, por ejemplo, no admitir las reclamaciones de los clientes que no hayan comunicado la incidencia in situ durante su estancia, salvo casos excepcionales como la legionella que tarda 10 días en manifestarse, aunque lo habitual son dolencias menores”.

Los turoperadores, en cambio, “sólo rechazan aquellos casos en que la falsedad es evidente, como que el cliente no haya viajado con ellos o que no se acuerde del nombre del hotel”. Sin embargo también reconoce que estas incidencias son “casos puntuales, no es la generalidad, aunque afectan a todos los destinos que trabajan con el mercado británico, no sólo Benidorm”.

Acciones legales conjuntas

De hecho Ashotel (Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro) ha emitido un comunicado a sus asociados advirtiéndoles de que “el despacho de abogados Law Room, con sede en Manchester, supuestamente está incitando a turistas de origen británico a presentar reclamaciones contra los establecimientos alojativos con el propósito de que obtengan una indemnización alegando para ello supuestas dolencias, intoxicaciones alimentarias, etc.”.

Desde Ashotel anuncian “acciones legales conjuntas contra este tipo de prácticas que encubren una posible estafa, pero para ello es imprescindible la colaboración de nuestros asociados”, por lo que solicitan que les comuniquen si han recibido algún escrito de este bufete o tienen “cualquier otro tipo de información relevante relacionada con este asunto”.

Cartas de los turoperadores

Hosteltur ha tenido acceso a las cartas que al menos dos grandes turoperadores han enviado a los hoteleros avisándoles de esta situación, instándoles a montar vigilancia para evitarlo y asegurando que ellos no están detrás de estas acciones.

En concreto TUI Group y Jet2Holidays han emitido estas breves comunicaciones a los hoteleros en las que les llaman la atención acerca de que hay individuos rondando los hoteles –en especial los de oferta todo incluido- instándoles a presentar una denuncia de enfermedad explicando que han sufrido síntomas de enfermedad no diagnosticados (diarrea, vómitos, calambres de estómago, etc.) y a avisándoles de que tienen la posibilidad de hacer una reclamación con la que lograr un reembolso del coste de su viaje.

Ambos turoperadores insisten en sus cartas en que ellos no están de acuerdo con estas acciones ni las respaldan y piden a los hoteleros que estén atentos respecto a cualquiera que aparezca actuando de ese modo.

Como posible opción a actuar ante esta situación cabe señalar que, como recogió HOSTELTUR noticias de turismo en Estafas, engaños y usurpación de marca invaden el turismo, Jose Antonio Alarcón, socio del bufete Monlex Hispajuris, aseguraba que son muchos los ciudadanos de EEUU que pretenden reclamar “cantidades tremendas” a los hoteles españoles en el Caribe, a través de la presentación de demandas en los tribunales estadounidenses. Para prevenir esta práctica, este bufete opta por la estrategia de sostener ante los reclamantes que no son competentes esos tribunales, sino que tienen que presentar la demanda en República Dominicana, en México o donde haya realizado el turista su estancia.

Vivi Hinojosa / Ángeles Vargas

@vivi_hinojosa

@angelesvargaspe

 

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Usuario

cantalapiedra25/08/2016 13:08:40

Somos tan tontos que encima de aguantar a estos reprimidos y sus fechorias, les pagamos las vacaciones y les damos dinero. Algo me recuerda a los piratas, que de eso saben mucho los ingleses

10 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.