Temas de portada Hosteltur

Estafas, engaños y usurpación de marca invaden el turismo

Delitos y malas prácticas que afectan a la industria turística se diversifican

Las estafas que afectan a la industria turística se han multiplicado en los últimos años como consecuencia de la mayor apertura y exposición de las empresas a través de internet. Pero al margen del mundo online también surgen y se consolidan otro tipo de engaños y abusos. El tema de portada de la revista HOSTELTUR de septiembre plantea las diferentes casuísticas de estafas que sufre el sector turístico así como soluciones para prevenirlas y combatirlas.

Seguros de viaje

Según indica el despacho de abogados Tourism & Law, del grupo Intermundial, correduría especializada en seguros de viajes y que cuenta entre sus clientes con agencias de viajes y proveedores, se detectan cada vez más casos de clientes que contratan el seguro de cancelación “cuando ya existe una causa de cancelación más que probable -sobre todo en supuestos de enfermedades de familiares- y luego la presentan como posterior a la contratación”.

También se registran casos de contratación de seguros de cancelación después de la contratación del viaje, “precisamente porque se quiere cancelar”, señalan en Intermundial, y añaden que “a veces, son las propias agencias las que le proponen esta ‘solución’ a sus clientes”. Otro caso es el de la falsificación de documentos para justificar causas de cancelación.

Estafas con tarjeta de crédito

Según apunta Intermundial, las agencias online (OTA) cada vez sufren más intentos de estafa con tarjetas de crédito robadas o sin fondos. “La policía está trabajando muy duro mano a mano con las OTA para controlar este tipo de estafas. El fin de semana es cuando más se intentan”, señala la empresa de seguros.

Los intentos de estafa mediante tarjeta de crédito también afectan bastante a los hoteles.

Operadores online “fantasma”

También se dan casos frecuentes de supuestas empresas punto.com que creadas en terceros países -normalmente de Centroeuropa o del Este- y que venden alojamientos muy económicos a los consumidores de diferentes mercados emisores.

El consumidor contrata y la punto.com lo hace a su vez con un banco de camas y emite los bonos 24 horas después. La estafa se produce cuando la punto.com cancela sin avisar al cliente. Cuando después el cliente llega al hotel, se encuentra que no tiene reserva.

Carmen Marí, abogada de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, también señala la extensión de esta práctica.

Y dentro de la categoría de operador online “fantasma”, cabe destacar igualmente los casos de webs caseras –con muy pocos medios, sin una empresa registrada detrás- que abren un par de personas y las promocionan en los foros de viajeros ofertando viajes a destinos lejanos a precios más bajos que los del mercado, dado que estas mismas personas incluso pueden estar ejerciendo de “guías” en dichos países.

El problema surge cuando algo falla, dejan de pagar a algún proveedor y cientos de confiados viajeros se quedan sin viaje, sin dinero y sin empresa a la que reclamar.  

Portada de la revista HOSTELTUR de septiembre de 2013.Portada de la revista HOSTELTUR de septiembre de 2013.

Reclamaciones

Otra casuística de engaño que se ha consolidado en la industria turística afecta sobre todo a los hoteles y está relacionada con la tramitación de reclamaciones abusivas por parte de clientes.

Según apunta Jose Antonio Alarcón, socio del bufete Monlex Hispajuris, son muchos los ciudadanos de EEUU que pretenden reclamar “cantidades tremendas”  a los hoteles españoles en el Caribe, a través de la presentación de demandas en los tribunales estadounidenses.

Para prevenir esta práctica, este bufete opta por la estrategia de sostener ante los reclamantes que no son competentes esos tribunales, sino que tienen que presentar la demanda en República Dominicana, en México o donde haya realizado el turista su estancia.

Según los datos que maneja la empresa especializada Preverisk, el 95% de las que se presentan por servicio no ajustado a contrato se dirige directamente al hotel, pero el 95% de las reclamaciones por accidente o enfermedades se interpone ante el turoperador al regreso del viaje.

El tema de portada destaca también otros casos que perjudican a empresas turísticas, como el volcado de críticas falsas en internet para dañar la reputación de hoteles y casas rurales; la extensión de ataques informáticos; el caso de estafadores que se hacen pasar por responsables de la compañía eléctrica o del gas; el rastreo online para subir artificialmente precios; así como el uso no autorizado de marcas en internet.

Este tema de portada ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de septiembre y también se puede descargar como documento pdf a través del siguiente enlace: Estafas en turismo ¿cómo blindarse?

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.