El Gobierno argentino y sindicatos propondrán a España una solución al conflicto de Aerolíneas Argentinas

Los sindicatos aeronáuticos argentinos y el Ministerio de Trabajo de este país elaboraron ayer una propuesta para solucionar el conflicto que afecta a Aerolíneas Argentinas-Austral desde hace cerca de un mes y proponerla al Ejecutivo español, en la víspera de la expiración del plazo para la conciliación obligatoria que tendrá lugar en la medianoche de hoy.

Los sindicatos aeronáuticos argentinos y el Ministerio de Trabajo de este país elaboraron ayer una propuesta para solucionar el conflicto que afecta a Aerolíneas Argentinas-Austral desde hace cerca de un mes y proponerla al Ejecutivo español, en la víspera de la expiración del plazo para la conciliación obligatoria que tendrá lugar en la medianoche de hoy. Entretanto, decenas de trabajadores continúan ocupando desde el pasado miércoles, día 9, un hall del aeropuerto Jorge Newbery y en la noche de ayer iniciaron una vigilia a la espera de la definición de las conversaciones. La actividad laboral se mantiene sin problemas, aunque hay una baja demanda de pasajes. La ministra de Trabajo argentina, Patricia Bullrich, anunció que su Ministerio y cinco de los siete sindicatos elaboran una propuesta, sobre la que no especificó ningún detalle, que le hará llegar a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de España. "Creo que es una buena propuesta y que sería un principio de solución", aseguró la ministra. Advirtió, sin embargo, que el compromiso todavía no se ha acordado con los técnicos (APTA) y los aeronavegantes (AAA), "con los que se está buscando una salida". Sobre la necesidad de la intervención del presidente de Argentina y del jefe del Gobierno de España para tratar de encontrar una salida al conflicto, Bullrich reveló que ya ha hablado con el presidente Fernando de la Rúa y "en caso de que este acuerdo sea positivo, yo viajaría a España para cerrarlo allí mismo". Asimismo, Bullrich afirmó que no sabe si se va a ampliar la conciliación obligatoria porque una prórroga no tendría sentido si ello implicara "alargar una situación para que todo siga igual". El conflicto entre la SEPI y los sindicatos, que provocó una huelga de nueve días a fines de abril, se centra en la ejecución del denominado Plan Director por parte de los españoles para el saneamiento económico-financiero de Aerolíneas, que acumula un déficit cercano a los 189.660 millones de pesetas (1.139 millones de euros/1.000 millones de dólares). Por otro lado, y sobre la postura de la SEPI sobre el futuro de la compañía, privatizada en 1990, Bullrich dijo que "lo que hemos hablado es que ellos están a cargo de la compañía y no están pensando en ningún tipo de operación de venta en este momento, sólo quieren llevar adelante su programa de reestructuración". A su vez, el secretario de APTA, Ricardo Cirielli, reclama que el Gobierno español se haga cargo del ajuste en lugar de reducir personal. Ratificó la versión sobre despidos masivos y aseguró que "tenemos la versión taquigráfica del Congreso español, del día 24 de abril, en la que el presidente de la SEPI informó que la reducción sería de 1.347 empleados". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.