Los hoteleros de Mallorca afirman que la ecotasa se aplica en el "peor momento de la historia del turismo"

La Junta directiva de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, reunida ayer para tratar la decisión del Tribunal Constitucional español de levantar la suspensión de la vigencia de la Ley 7/2001 del Impuesto sobre Estancias en Empresas Turísticas de Alojamiento, afirmó ayer que el levantamiento de la suspensión "no significa sentencia firme. Recordamos que el Impuesto Ecológico de Baleares fue objeto de suspensión similar y posteriormente, muchos años después, el Tribunal emitió sentencia contraria al tributo autonómico, obligando a la Administración Balear a devolver más de 20 mil millones de pesetas, no debidamente presupuestados".

La Junta directiva de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, reunida ayer para tratar la decisión del Tribunal Constitucional español de levantar la suspensión de la vigencia de la Ley 7/2001 del Impuesto sobre Estancias en Empresas Turísticas de Alojamiento, afirmó ayer que el levantamiento de la suspensión "no significa sentencia firme. Recordamos que el Impuesto Ecológico de Baleares fue objeto de suspensión similar y posteriormente, muchos años después, el Tribunal emitió sentencia contraria al tributo autonómico, obligando a la Administración Balear a devolver más de 20 mil millones de pesetas, no debidamente presupuestados".Los hoteleros aseguran que "los argumentos jurídicos que han mantenido los sectores turísticos empresariales de Baleares y la propia Federación Empresarial Hotelera de Mallorca permanecen incólumes e incontestados. Los argumentos y fundamentos jurídicos que justifican el levantamiento de la suspensión no contradicen ni emiten juicio alguno sobre la propia constitucionalidad de la ley 7/2001 del Impuesto sobre Estancias en Empresas Turísticas de Alojamiento". "Calificamos como negativo e imprudente que el Govern de les Illes Balears haya asumido la responsabilidad de abordar la puesta en marcha de este impuesto, sin que se haya producido sentencia firme sobre la constitucionalidad del mismo", dice la patronal hotelera. Asimismo señala que "lamentamos, además, que esta decisión se haya tomado en el peor momento de la historia del turismo, haciendo caso omiso y oídos sordos a la evidente realidad de una recesión turística mundial sin precedentes. En este sentido, recordamos que el propio presidente Antich se comprometió públicamente a aplazar la entrada en vigor del impuesto si se producían circunstancias excepcionales". En el comunicado remitido, la FEHM se dice que "analizada la situación de mercado con caídas de ocupación del 16% durante los pasados dos meses y con caídas de reservas espectaculares en los diferentes mercados para los meses siguientes, el solo anuncio de la puesta en marcha de este impuesto puede significar un nuevo retroceso de la demanda, que tendrá un efecto multiplicador negativo sobre todo el sector servicios y la economía de Baleares". Por ello, la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca agotará las vías jurídicas y facilitará todo el soporte jurídico necesario para que todos sus asociados puedan ejercer el derecho constitucional de interponer los recursos pertinentes ante los tribunales de Justicia, en tanto el Tribunal Constitucional no emita sentencia definitiva sobre la Ley que justifica el impuesto. (HOSTELTUR) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.