Gran Canaria incrementa en un 20 por ciento la llegada de turistas peninsulares en 2001

La llegada de turistas peninsulares a Gran Canaria se incrementó en un 20 por ciento en 2001, con una cifra total de 350.000 visitantes, según los datos recabados por el Patronato de Turismo de la Isla en colaboración con los principales turoperadores nacionales: Mundicolor, Viva Tours y El Corte Inglés.

La llegada de turistas peninsulares a Gran Canaria se incrementó en un 20 por ciento en 2001, con una cifra total de 350.000 visitantes, según los datos recabados por el Patronato de Turismo de la Isla en colaboración con los principales turoperadores nacionales: Mundicolor, Viva Tours y El Corte Inglés. La gerente del Patronato, Cristina del Río, explicó en rueda de prensa que los turoperadores han registrado subidas "impresionantes" en la contratación del destino Gran Canaria. En uno de los casos el incremento ha sido del 200 por cien y en otro del 91 por ciento. En función de estas cifras el turismo peninsular pasaría a ocupar el tercer puesto en el ránking de turistas llegados a la Isla en función de su procedencia. Se espera, además, que la tendencia para los próximos ejercicios siga siendo al alza, según anuncian los turoperadores. De hecho ya se negocia con las compañías aéreas las plazas de cara a la temporada de verano así como las posibles rutas de vuelos chárter. Del Río consideró importante la colaboración con los turoperadores para consolidar este incremento, si bien consideró que el factor "determinante" es que Gran Canaria cuente con ese cupo en verano "y lo respete". Con esa garantía los turoperadores generan una "cierta recurrencia" con el destino Gran Canaria en este mercado. Además, Del Río destacó una cierta "apertura" de los empresarios hacia la diversificación de mercados lo que consideró "una medida inteligente". "Esta apertura hacia nuevos mercados y consolidación de los más interesantes, como el peninsular, es la tarea que se debe seguir desarrollando", destacó Del Río insistiendo en "la rentabilidad" económica que supone para la isla la captación de turismo de alto poder adquisitivo y que deja más dinero en destino. En este sentido auguró una mejora cualitativa de la rentabilidad, un incremento de los ingresos por cliente y un aumento de la estancia media del cliente. También en este sentido, y para dar respuesta a las exigencias del turismo peninsular, Del Río apuntó la necesidad de reorientar la renovación de planta alojativa obsoleta hacia un combinado de plazas en apartamentos y bungalows (plazas extrahoteleras) con calidad de servicios hoteleros. Es lo que definió como "planta hotelera horizontal". El turista peninsular opta en su mayoría por la elección de hoteles de tres y cuatro estrellas para su estancia vacacional, plazas con la que se cuenta en mayor medida en la isla de Tenerife que en Gran Canaria. Para contrarrestar esa deficiencia, Del Río apostó por ofertar un nuevo producto al turista con servicios de calidad propios de las plazas hoteleras pero "con más comodidad, jardines y aire libre que en una habitación de 30 metros cuadrados". "Este sector con calidad de servicios de hotel sería lo que diferenciaría a Gran Canaria y haría que se distanciara del resto de destinos", dijo Del Río quien destacó que a otros destinos como Marruecos, Turquía y Tenerife "le sería ahora imposible desarrollar esta infraestrctura que Gran Canaria construye desde hace 30 años". Este sería el "plato fuerte" de la industria canaria. Es lo que el Patronato de Turismo ha resumido en 'Gran Canaria Village' y que haría "evolucionar" el destino hacia mercados más interesantes. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.