Diario 5758 05.12.2019 | 15:36
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

España: Turismo de Baleares calcula ahora que la ecotasa sólo recaudará 24,1 millones de euros

14 junio, 2002
La ecotasa se está ganando poco a poco el apelativo de increíble impuesto menguante. Las estimaciones de recaudación del Govern balear son, según va acercándose la hora de cerrar cuentas, cada vez menores. En febrero pasado, cuando el president Francesc Antich anunció en la edición de Fitur 2002 la aplicación de la ecotasa para la presente temporada, los técnicos del Govern preveían una recaudación de unos 60,25 millones de euros anuales (10.000 millones de pesetas).
La ecotasa se está ganando poco a poco el apelativo de increíble impuesto menguante. Las estimaciones de recaudación del Govern balear son, según va acercándose la hora de cerrar cuentas, cada vez menores. En febrero pasado, cuando el president Francesc Antich anunció en la edición de Fitur 2002 la aplicación de la ecotasa para la presente temporada, los técnicos del Govern preveían una recaudación de unos 60,25 millones de euros anuales (10.000 millones de pesetas).Desde ayer, cuatro meses después y ya con más de 70 días de ecotasa, aquellas previsiones se han convertido en augurios frustrados. El conseller de Turismo del Govern, Celestí Alomar, estimó que la recaudación por este concepto será este año de 24,1 millones de euros (4.000 millones de pesetas), el 40% de lo previsto en un principio. Lo peor de todo es que los cálculos de Alomar para las próximas temporadas se quedan en los 45,18 millones de euros (7.500 millones de pesetas), es decir, el 75% de los previsto en un principio. Para elaborar los primeros cálculos se multiplicó el número de turistas que cada año visita el archipiélago por una media de un euro diario, cantidad que supuestamente paga cada visitante que se aloja en establecimientos legales de las Islas. Sin embargo, a finales del pasado mes de abril, la Conselleria de Hacienda, a la hora de elaborar el reglamento de la ecotasa, no incluyó a hostales, hostales-residencia, casas de huéspedes, fondas y pensiones. Además, los establecimientos que pertenecen a las categorías de ciudad de vacaciones y hotel-residencia, entre otras, tampoco pagan el impuesto, a falta de que el Govern modifique su status por decreto. Este olvido del Govern significa a efectos prácticos que 468 alojamientos reglados de Baleares quedan exentos del impuesto, de los que 207 están en Eivissa y Formentera. En el caso de las Pitiüses, un 31% de los alojamientos se ha librado del tributo. El número total de establecimientos que están eximidos del pago del impuesto en Mallorca es de 265, que suman en total 12.684 plazas, el 4,61% del total de esta isla. En Menorca, el número de plazas asciende a las 1.224. Además, la caída en el número de visitas que se está registrando este año contribuye a adelgazar el arca de la ecotasa. En este sentido, el conseller de Turismo del Consell Insular de Eivissa y Formentera, Jopsep Marí Ribas, argumentó que las primeras estimaciones referentes a la recaudación de la ecotasa se hicieron sobre los niveles de ocupación hotelera que se registraron el año pasado, en el que se batieron récords turísticos. Además, la máxima autoridad del Turismo en las Pitiüses recordó que éste es el primer año de aplicación del impuesto, por lo que «es previsible que más adelante se consiga recaudar más dinero». En cuanto a la disminución de turistas, el conseller de Hacienda y Presupuestos del Govern, Joan Mesquida, dijo recientemente que la reducción será del 5,5% en el mercado internacional y del 4,8% en el mercado español. Este descenso en el número de turistas representará un descenso del 14% en las pernoctaciones en establecimientos turísticos. Evidentemente, un menor número de turistas repercute de forma directa en la recaudación de la ecotasa. Sin embargo, y a pesar de estos recortes de visitantes y pernoctaciones, Mesquida estima que el sector servicios, que representa en 80% del PIB de Baleares, crecerá en el 2002 un 1,8%, mientras que la industria subirá un 1,5% y la construcción un 3,8%. En conjunto, el Ejecutivo balear espera que el PIB mejore un 2% respecto al 2001 y prevé para el 2003 un aumento del 3,6%. Respecto a los principales mercados emisores de turistas, en el primer cuatrimestre del año llegó a los aeropuertos isleños un 2,2% más de británicos que en 2001, un 21% menos de alemanes y un 24,6% menos de españoles, mientras que la previsión para el conjunto del año es que los viajeros del Reino Unido aumenten un 7,9%, y los alemanes y españoles bajen un 14,4 y un 4,8%, respectivamente. Es decir, el mercado alemán, el más importante para Mallorca, es el que marca la crisis más pronunciada, mientras que el británico, principal emisor para las Pitiüses, no indica una tendencia negativa tan marcada. Por lo tanto, será Mallorca la isla que, a causa del descenso en el número de turistas, recaude menos dinero de lo previsto en un principio a través de la ecotasa. La caída del sector en las Pitiüses varía, hasta el mes de mayo, entre un 4% y un 8%, según fuentes. A la hora de distribuir la recaudación de la ecotasa, el Govern no ha tenido en cuenta las distintas caídas de los mercados de cada isla y ha establecido unos baremos fijos que, por otra parte, en las Pitiüses fueron aceptados con agrado por todos los sectores y partidos políticos, con excepción del conseller Pere Palau, del Partido Popular, que pidió que cada territorio recibiera la misma cantidad que racaude. A Eivissa le corresponde el 20% del total y a Menorca un 15%. El resto, un 65%, es para Mallorca. (J.M.A., diario El Mundo-El Día de Baleares, 14/06/02)
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.