España: El número de turistas extranjeros creció un 10,9 por ciento en agosto y un 2,3 por ciento desde enero

El número de turistas extranjeros que entraron en España durante agosto ascendió a 7,8 millones, un 10,9 por ciento más respecto al mismo mes de 2001, según datos presentados ayer en la Comisión de Economía del Senado por el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato.

El número de turistas extranjeros que entraron en España durante agosto ascendió a 7,8 millones, un 10,9 por ciento más respecto al mismo mes de 2001, según datos presentados ayer en la Comisión de Economía del Senado por el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato. En los ocho primeros meses del año la cifra total de turistas extranjeros alcanzó los 36,239 millones de personas, un 2,3 por ciento más, mientras que en el periodo veraniego (junio, julio y agosto) el número de turistas creció un 4,2 por ciento, hasta 19,511 millones, lo que refleja, en opinión de Rato, la superación del moderado ritmo de crecimiento de los cinco primeros meses del año (0,2 por ciento). Según la Encuesta de Movimientos Turísticos en Frontera (Frontur), en agosto llegaron a España un total de doce millones de visitantes extranjeros, un 8,6 por ciento más, de los que un 65 por ciento fueron turistas y el 35 por ciento restante excursionistas. Rato destacó la recuperación de la vía aérea como medio de entrada al país. Por primera vez en el año, las entradas por aeropuerto presentan una evolución positiva, con un 51,7 por ciento del total de llegadas (más de cuatro millones), un 1,8 por ciento más. Por su parte, las entradas por carretera crecieron un 31 por ciento en agosto (730.000 turistas más), debido fundamentalmente al aumento de los turistas franceses. En el periodo enero-agosto, el número de visitantes extranjeros creció un 3,7 por ciento, hasta alcanzar los 55,8 millones de personas, lo que se debe a la entrada por carretera, tanto de turistas como de excursionistas, que compensa el descenso acumulado de las entradas por vía aérea (-3,2 por ciento). Las pernoctaciones ascendieron a 341,962 millones desde enero, un 2,9 por ciento más que en el mismo periodo del pasado año. En cuanto a los mercados emisores, Reino Unido fue el más importante en agosto, con el 24,7 por ciento de los turistas (1,9 millones), lo que supone un aumento del 6,4 por ciento respecto al mismo mes de 2001. En los ocho primeros meses del año llegaron a España 9,8 millones de británicos, un 1,8 por ciento más. El segundo mercado en importancia fue Francia, con el 22 por ciento de las llegadas del mes y 1,7 millones de turistas, un 20,2 por ciento más que en agosto de 2001, lo que, según Rato, se relaciona directamente con el incremento de las llegadas por carretera. En el acumulado desde enero el mercado francés fue el más dinámico, con 6,1 millones de turistas, un 20,3 por ciento más. Alemania fue el tercer país emisor más relevante, con un peso del 16,9 por ciento respecto al total (1,3 millones de turistas). En agosto experimentó un crecimiento del 9,8 por ciento, lo que supone "una clara recuperación". No obstante, acumula un retroceso del 7 por ciento desde enero. Por su parte, Estados Unidos fue el país que experimentó la mayor caída en el número de turistas hacia España, con un descenso del 34,8 por ciento en agosto y del 21,4 por ciento en los ochos primeros meses de 2002, lo que el titular de Economía calificó de descenso "muy considerable", que entronca directamente con el retroceso sufrido tras los atentados del 11-S. Cataluña se situó como primer destino de agosto, con un 27,8 por ciento del total de turistas (2,2 millones) y del verano (5,1 millones), con lo que su crecimiento interanual ascendió al 19,5 por ciento desde enero. Baleares fue el segundo destino en importancia en agosto, con un 21,8 por ciento de las llegadas (1,7 millones), lo que supone un aumento del 0,2 por ciento respecto al mismo mes de 2001, el primer comportamiento positivo del año exceptuando Semana Santa. Rato atribuyó esta mejora de las islas al incremento del 4,6 por ciento de las llegadas de Reino Unido, que se ha convertido en el primer mercado y ha compensado el descenso del 6,6 por ciento de los turistas alemanes. En verano, Baleares recibió 4,6 millones de turistas, un 1,6 por ciento más, cifra que no puede compensar el retroceso desde enero, que se sitúa en el 7 por ciento, explicado por la caída del 16 por ciento del turismo alemán. A continuación se encuentra Andalucía, con un 12,5 por ciento de las llegadas y un crecimiento del 4,6 por ciento en agosto, del 8,1 por ciento en verano y del 2,3 por ciento en lo que va de año. Esto se debió al "buen" comportamiento del turismo británico, que creció un 16 por ciento en agosto y un 10 por ciento desde enero. Canarias, cuarto destino en importancia con un 12 por ciento de las llegadas, recibió a 940.000 turistas, un 1,1 por ciento más, debido al retroceso del mercado británico. Desde enero, acumula un descenso del 4,7 por ciento. Tras el archipiélago se sitúan los mercados valenciano, que creció un 15,8 por ciento en agosto y un 6,4 por ciento desde enero, y madrileño, con un descenso interanual del 6,4 por ciento y del 12 por ciento en lo que va de año. En cuanto al alojamiento, Rodrigo Rato hizo referencia al "dinamismo" del segmento hotelero, al recordar que el crecimiento registrado en los últimos meses no será suficiente para compensar el aumento de la oferta hotelera, lo que supone que la relación entre oferta y ocupación "todavía se mantendrá en niveles inferiores a los del año pasado". Por otro lado, el ministro de Economía aseguró que el ritmo de crecimiento de los precios en hoteles se ha reducido "notablemente" en comparación con los "fuertes" aumentos observados en los últimos años. No obstante, recordó que todavía se mantiene el incremento en el 3 por ciento, lo que "no es coherente con la evolución de la demanda". "Hay que hacer un esfuerzo para lograr una relación precio-calidad más intensa que pueda mejorar la competitividad de los precios hoteleros", subrayó. Asimismo, consideró "más preocupante" la tendencia al alza de los precios de la oferta turística complementaria compuesta por bares cafeterías y restaurantes, al señalar que estos aumentos suponen "una merma de la relación calidad-precio". En su opinión, es necesario moderar estos crecimientos de los precios, ya que son un elemento básico que contribuye a la estabilidad de la inflación y a la estrategia turística. Rato aseguró que para consolidar el "liderazgo" internacional de España como destino turístico es necesario un mayor esfuerzo inversor en promoción internacional y una mayor coordinación entre administraciones. En concreto, explicó que los Presupuestos del Estado para 2003 recogen un crecimiento de la inversión en promoción del 9,31 por ciento, hasta los 45,2 millones de euros, a lo que se sumarán 4,8 millones procedentes de fondos Feder. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.