España: El Gobierno cree que la privatización de Trasmediterránea situará a la compañía en una posición líder

El Gobierno español cree que la privatización de Trasmediterránea convertirá a la naviera en un "grupo líder en su sector", ya que el consorcio adjudicatario, además de ofrecer el mejor Plan Industrial y garantías de futuro, integra a "entidades financieras solventes y a navieros con experiencia", explica el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al diputado del Grupo Popular Alfonso Soriano Benítez sobre la situación del proceso de privatización de la naviera.

El Gobierno español cree que la privatización de Trasmediterránea convertirá a la naviera en un "grupo líder en su sector", ya que el consorcio adjudicatario, además de ofrecer el mejor Plan Industrial y garantías de futuro, integra a "entidades financieras solventes y a navieros con experiencia", explica el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria al diputado del Grupo Popular Alfonso Soriano Benítez sobre la situación del proceso de privatización de la naviera. Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) adjudicó el pasado 30 de julio sus 5.755.349 acciones, el 95,24 por ciento del capital de la naviera, por 259 millones de euros, al consorcio integrado por Acciona (55 por ciento), Caja de Ahorros del Mediterráneo (15 por ciento), Grupo Matutes (12 por ciento), Grupo Aznar (10 por ciento), Agrupación Hotelera Doliga (9,6 por ciento), Grupo Armas (8 por ciento). Después de formalizar el acuerdo de compra, el grupo adjudicatario debe lanzar una OPA (Oferta Pública de Adquisición de Acciones) sobre el cien por cien de las acciones de Trasmediterránea, cuyo precio ha establecido en 45 euros por acción. El Plan Industrial presentado por los compradores establece como objetivos fundamentales el fortalecimiento de Trasmediterránea en el transporte marítimo de pasajeros y mercancías mediante alianzas, aumentado sus frecuencias y la calidad del servicio y planea entrar en otros segmentos de mercado relacionados con su actividad principal. Además, el comprador se compromete a cumplir los requisitos mínimos establecidos por SEPI. En su propuesta, se comprometió a cumplir el contrato con el Estado para cubrir las rutas de interés general y mantener hasta enero de 2008 (un año más de lo pedido por SEPI) el resto de requisitos, a saber, unidad de la empresa, control mayoritario de la compañía, mantenimiento de sus fondos a 31 de diciembre de 2001 y de la plantilla fija y condiciones laborales. "El objetivo del grupo comprador es convertir a la compañía Trasmediterránea en líder europeo en el sector de operadores de ferry, impulsando su expansión en transporte de pasajeros y mercancías. Asimismo, en el mercado de carga, su objetivo es transformar a Trasmediterránea en un proveedor integrado de servicios logísticos", explicó. La privatización, antes de que sea aprobada por el Consejo de Ministros, tiene que ser aprobada por el Consejo Consultivo de Privatizaciones. Además, el contrato de venta está siendo analizado por el Tribunal de la Competencia, que deberá determinar si el grupo adjudicatario puede, a través de la compra, tomar una posición dominante en el mercado. Por otro lado, SEPI y las Federaciones de Transportes de UGT y CC.OO suscribieron un acuerdo marco del proceso de privatización por el que se prevé la creación de una Comisión Paritaria de Seguimiento del cumplimiento de los compromisos por el comprador en el Plan Industrial. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.