Diario 5354 21.08.2018 | 02:41
Hosteltur: Noticias de turismo

España: Alerta en Baleares por la llegada del temporal que ayer inundó gran parte de Cataluña

10 octubre, 2002
Las copiosas precipitaciones caídas ayer en Cataluña hicieron mella en Baleares. La interrupción de las comunicaciones aéreas en la Ciudad Condal provocaron un efecto dominó en Son Sant Joan: 19 vuelos fueron cancelados.
Las copiosas precipitaciones caídas ayer en Cataluña hicieron mella en Baleares. La interrupción de las comunicaciones aéreas en la Ciudad Condal provocaron un efecto dominó en Son Sant Joan: 19 vuelos fueron cancelados.El fuerte aparato eléctrico desplegado durante la tormenta provocó apagones en distintos puntos de Mallorca, Santanyi y Portocristo. Unos 1.700 rayos cayeron sobre el archipiélago. 600 sólo en Mallorca. Los semáforos en distintos puntos de Palma sufrieron cortes y los alumnos de un colegio tuvieron que ser desalojados. Las dependencias aeroportuarias de Son Sant Joan vivieron ayer una de las peores jornadas de los últimos años al suspenderse casi una veintena de vuelos, en su mayoría con destino al aeropuerto del Prat (13), indicaron fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena). También se vieron afectadas tres programaciones con destino a Madrid, dos que unían la capital palmesana con Málaga a través de la Ciudad Condal, y una a Alemania.Pero, la tromba de agua registrada en la mayoría de las localidades de la costa catalana, y que provocó la inundación del centro de control del aeropuerto de Barcelona, provocó retrasos de más de una hora en más de medio centenar de llegadas y salidas. A las 19:00 horas de ayer habían operado en el aeropuerto mallorquín 283 de los 447 vuelos previstos para ayer miércoles. Aunque la tranquilidad y la normalidad era la tónica dominante en las dependencias aeroportuarias, los pasajeros tuvieron que padecer demoras que llegaron a superar las dos horas y media, aunque algunos vuelos registraron puntas aún más prolongadas según avanzaba la tarde. De las llegadas, el 61% de los aviones aterrizaron a su hora y el retraso medio de los vuelos fue de 27 minutos. Una veintena de programaciones llegó con más de 60 minutos tarde al aeropuerto. Aunque el 48% de las 146 salidas programadas despegaron puntualmente, el resto lo hicieron con retrasos sustanciales. 33 vuelos despegaron del aeropuerto de Son Sant Joan con más de una hora de retraso que alcanzaron máximas medias de 119 minutos. La inundación de las instalaciones aeroportuarias del aeropuerto El Prat, desde donde se controla el tráfico de las islas, no sólo alteró los horarios de los trayectos que unen la capital catalana con Palma sino que se dejó notar en el resto de los paneles del mapa español. Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea se vió obligada a activar el plan de contingencia en el centro de control aéreo de Barcelona para intentar garantizar la seguridad. Estas medias no sólo implicaron la reducción de la capacidad de los vuelos con origen y destino en el aeropuerto barcelonés, sino que también tuvieron que reordenar los tráficos de las aeronaves que sobrevuelan su espacio aéreo. Fuentes de Aena en la capital balear matizaron que «las líneas nacionales con destino o salida desde Baleares se encaminaron en su ruta norte a través del centro de control de Marsella y, por el sur a través de la ciudad de Valencia o Madrid». También, las internacionales tuvieron que esquivar el nudo de la Ciudad Condal poniendo rumbo hacia Portugal o Italia. El aeropuerto de El Prat espera recuperar la normalidad a partir de hoy, tras una jornada caótica. No obstante, en Aena tenían previsto la aplicación de nuevas medidas en caso de que continúe la metereología adversa, incluido el cierre del centro de control de Barcelona, en donde a última hora de la tarde, aún trabajaban intensamente varias dotaciones de bomberos. Las compañías aéreas Iberia, Spanair y Air Europa, que se vieron obligadas a cancelar sus conexiones entre ambas capitales, y los pasajeros fueron informados de los problemas. Una portavoz de la compañía Spanair especificó que dieron todas las opciones al pasajero de cambiar la fecha de salida del vuelo, sin penalización alguna. En caso contrario, «al ser un problema de fuerza mayor», explicó «se le buscó alojamiento para pasar el día». «No hemos podido recolocarlos en otros vuelos ya que todas las conexiones llegaron a estar paralizadas», apostilló. (Ch. D./L.M., diario El Mundo/El Día de Baleares, 10/10/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.