Diario 5407 21.10.2018 | 03:19
Hosteltur: Noticias de turismo
Un mapa señala una "zona de decrecimiento" en el centro

Los nuevos alojamientos turísticos de Barcelona deberán centrarse en la periferia

23 febrero, 2016

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quiere que los futuros hoteles, pensiones, hostales y albergues de la ciudad estén en la periferia, no sustituyan a viviendas y se ubiquen en calles anchas y que en el centro de la capital catalana decrezca su número.

Colau también quiere "congelar" los apartamentos turísticos hasta que la Generalitat apruebe una nueva regulación que dote a los ayuntamientos de más herramientas para controlarlos y cambiar las condiciones para la concesión de licencias.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, y el concejal de Turismo, Agustí Colom, han presentado hoy el esbozo de lo que deberá ser el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT), que el gobierno municipal quiere aprobar definitivamente a finales de junio.

El gobierno municipal celebrará este jueves el tercer encuentro con los agentes implicados en la elaboración del PEUAT en el que tiene previsto presentar este proyecto, someter la propuesta a debate en una jornada abierta a la ciudadanía y aprobarla el día 10 de marzo en comisión de gobierno.

Los nuevos alojamientos turísticos de Barcelona deberán centrarse en la periferia


Mientras no se apruebe el PEUCAT, el gobierno de Barcelona en Comú mantendrá la moratoria vigente desde julio pasado por la que no otorga licencias de alojamientos turísticos de ningún tipo en toda la ciudad.

La propuesta en la que trabaja el equipo de gobierno distingue dos grandes bloques de tipología de alojamientos turísticos, Viviendas de Uso Turístico (HUT) y Hoteles, pensiones, hostales y albergues, y les da un trato diferenciado.

De para las viviendas de uso turístico "el planteamiento es muy claro: crecimiento 0" sobre las 9.609 actuales, hasta que la Generalitat no haga una nueva regulación que le dé al ayuntamiento mas capacidad para controlarlos, ha explicado Janet Sanz.

Con respecto al resto de alojamientos turísticos, las condiciones de regulación comunes para toda la ciudad que propone el gobierno son que para implantar nuevos establecimientos no se podrá sustituir en ningún caso la vivienda existente con uso efectivo a fecha 1 de julio de 2015 -la fecha del acuerdo de suspensión de licencias del PEUAT- y que estén situadas en calles de anchura mínima de 8 metros, para garantizar una accesibilidad adecuada que permita que mientras se haga la carga y descarga pueda pasar un coche y también un peatón con cochecito.

Además, Janet Sanz ha presentado un mapa en el que se señala una amplia área del centro de Barcelona, cuyos limites concretos se están estudiando, donde se concentra el 50 % de las plazas, como "zona de decrecimiento" en la que no se permitiría nuevas implantaciones de alojamientos turísticos, ni en el caso de baja de censo.

Los nuevos alojamientos turísticos de Barcelona deberán centrarse en la periferia


Alrededor de esta habría una corona donde el gobierno municipal quiere mantener la oferta existente y, por tanto, sería de "crecimiento cero".

Para el resto de la ciudad, donde no hay saturación de alojamientos turísticos, Sanz ha explicado que su propuesta es un "crecimiento sostenido que evite la concentración excesiva", respetando los principios de que no se otorgaran licencias en el caso de que el 1 de julio pasado tuvieran uso de vivienda o estén en calles de menos de 8 metros de ancho.

La propuesta municipal prevé regulaciones especificas de los alojamientos turísticos en tres ámbitos de transformación de la ciudad (el 22@, la Marina ZF y Sagrera) y un tratamiento especial para los núcleos históricos y zonas unifamiliares aisladas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.