Un proyecto europeo dirigido a abuelos que viajan con nietos

El turismo intergeneracional, una propuesta para impulsar la temporada baja

Incrementar los viajes y mejorar la ocupación en temporada baja es uno de los grandes retos de muchos destinos turísticos. Y uno de los colectivos en los que se suele poner el foco para conseguir este objetivo es en la tercera edad, por su posibilidad de viajar en cualquier momento del año. En esta línea se ha desarrollado un nuevo proyecto, se trata de SENINTER (Seniors Enhancing Intangible and Intergenerational heritage), financiado por la Comisión Europea para potenciar el turismo responsable transnacional. Gira en torno a los países de la Unión Europea y su patrimonio cultural material e inmaterial y está dirigido y adaptado a las personas mayores que viajan con sus nietos.

Según explica Marina Cruz Blasco, de Koan Consulting, firma especializada en turismo responsable e implicada en el proyecto, el grupo de trabajo se compone de socios en Italia, Eslovenia, Bélgica y España, con destacada colaboración público-privada.

El proyecto tiene dos grandes objetivos: crear un producto turístico real y sostenible, incluyendo el aspecto comercial, y conseguir que no se trate de un producto aislado y puntual, sino que perdure en el tiempo.

Para conseguirlos, se ha creado una campaña promocional dirigida a los gestores de destinos, con la que se anima tanto a las administraciones como a las empresas a que formen parte de este movimiento e inicien la transición hacia modelos de dinamización más responsables, que logren maximizar los impactos sociales del turismo.

El proyecto está dirigido y adaptado a las personas mayores que viajan con sus nietos.El proyecto está dirigido y adaptado a las personas mayores que viajan con sus nietos.

Para testear la viabilidad de esta idea, se puso en marcha un viaje piloto con un programa de seis días a la región italiana de Emilia-Romagna, a finales de marzo, y reunió a un grupo de 21 abuelos eslovenos con sus nietos menores de seis años. Esta zona es muy conocida por su riqueza de monumentos y yacimientos arqueológicos, pero no tanto por su cultura inmaterial, que, sin embargo, se convirtió en uno de los aspectos clave del programa, indica Marina Cruz Blasco.

SENINTER es una herramienta para diversificar la oferta turística. En nuestro ejemplo concreto, la región de Emilia-Romagna, presentamos un destino maduro caracterizado por el turismo de sol y playa donde se propuso una estrategia que tiene lugar durante la temporada baja o media. Esto favorece la desestacionalización de la demanda, poniendo en valor el patrimonio material e inmaterial local para atraer a un público concreto”.

Asimismo, explica que, además de destinos maduros, puede ser una estrategia útil para destinos rurales y/o de interior, ya que se pueden rescatar elementos patrimoniales y culturales que quizás no disponen de recursos icónicos, pero que guardan una gastronomía, música, personas e historias características muy interesantes.

Afirma que SENINTER pone sobre la mesa una posibilidad real de comprobar que el turismo sostenible y responsable es posible”.

Además, “su implementación en la dinamización turística de un destino logra que los residentes formen parte de la actividad turística, fomentando las relaciones entre anfitriones y visitantes de una forma lúdica, amena y gratificante", añade.

“Se pretende de este modo que todas las partes crean en el turismo como una herramienta de cambio y de mejora, implicando a la sociedad civil en la toma decisiones mientras se convierten en embajadores del patrimonio de su localidad”, añade.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.