Diario 5329 22.07.2018 | 03:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Arturo Crosby

¿Por qué el turismo rural sigue vendiendo camas...?

... Si los clientes compran productos y experiencias 19 julio, 2011
  • Este sector todavía utiliza conceptos y técnicas completamente trasnochadas, por no decir primitivas o caducas

¿Qué es lo que venden los alojamientos rurales? Se sabe que la cama no juega ningún papel prioritario y sin embargo basta con observar webs, folletos promocionales y demás material publicitario para comprobar que es la cama (concepto de alojamiento) lo que se utiliza como principal motivación de viaje. ¿Cuándo va a cambiar este concepto? Es lo que se pregunta Arturo Crosby en este post, ¿Por qué siguen vendiendo camas si el cliente compra experiencias?

Es evidente, que si se aplica la ley del mercado o la del sentido común, seria una incongruencia seguir vendiendo o mas bien tratando de vender algo, que la demanda no busca.

Se han puesto a pensar y ya no menciono reflexionar, sobre lo que realmente un cliente de turismo rural (y en general de turismo) busca, le motiva viajar, quiere o desearía encontrarse, cuando viaja a un lugar turístico?

Pues tengan seguridad, que muy pocos, están pensando en una cama o una habitación de un alojamiento turístico, salvo aquellos, que tengan una singularidad, tal, que prácticamente sea un alojamiento casi endémico, cuestión muy difícil y dudosa, en el tiempo, al menos esa singularidad, pueda durar más de unos meses (por lo que dejaría ser endémico)

Ayer precisamente, hablando con un equipo creativo y de comunicación, me comentaban que estaban asombrados de este sector, que todavía utiliza conceptos y técnicas, completamente trasnochadas, por no decir primitivas o caducas. No comprendían, como en promoción y publicidad, se insiste en vender algo que no se busca, como es en los alojamientos, las camas.

Ya dije en editoriales pasadas, que basta con calcular como un visitante gasta sus 24 horas de estadía, en un sitio objetivo. ¿Qué porcentaje de esas horas, esta realmente en la cama? ¿Cómo se valora, en función de su prioridad o importancia? ¿Cuánto pagaría de mas o de menos, por una cama determinada, dentro del coste de un producto turístico? En definitiva, ¿qué valor o rol, juega este elemento, en el proceso de decisión de la compra?

Creo que las respuestas, son bien conocidas, por cualquier profesional, técnico, empresario,…del sector, pero tomando la última pregunta, se sabe que no juega ningún papel prioritario y sin embargo basta con observar webs, folletos promocionales y demás material publicitario, para comprobar que es la cama (concepto de alojamiento) lo que se utiliza, como principal motivación de viaje, ya que es lo que suele ofrecerse y destacarse, de diferentes maneras o formatos.

Todavía recuerdo, el ruido de fondo, que solía o quizás suele producirse, en muchos turistas, cuando viajan por el medio rural: “aburrimiento”. Si, suena fuerte e incluso desagradable y por supuesto palabra que debería estar prohibida, pero no se han preguntado alguna vez, porque la estancia en estos destinos, es tan corta y sin embargo en otros (urbanos, sol y playa, etc…) es mucho más larga?

El precio no es el factor determinante, decir que no hay nada que hacer, sería casi un síntoma de ignorancia, la hospitalidad o atención, tampoco, porque suele ser incluso mejor que en otras ofertas turísticas….Pues sería bueno reflexionar y replantearse, los fallos en el proceso de “producción y comunicación”, ya que a diferencia de otros sectores productivos, en este, a lo máximo que se ha llegado es a definir algún producto turístico y la verdad, solo en algunas ofertas.

Ya se que la experiencia es una palabra de moda, y ahora en turismo, pero es mas un palabra que un hecho, porque esta vacía de contenido y se sigue ofreciendo lo mismo.

Déjenme terminar con un ejemplo. Se sabe que el turismo internacional, podría duplicar la ocupación anual de los destinos rurales, naturales,….pero de verdad se imaginan que un cliente, pueda hacer 1.000 o 3.000 km, desde su punto de origen, motivados por la cama que se les ofrezca?

Y cuando menciono cama, es en el sentido genérico “ el dormir en una alojamiento turístico”. Hace años, se decía, que poca gente con capacidad de compra, preguntaba por los cuartos de baño, si eran compartidos, si tenían agua caliente, etc…porque era algo esperado y porque nadie de este mercado, necesitaba una cama o un baño, porque no lo tuviese en su casa. Pues ¿por qué comprar algo que ya tiene uno?

Quizás no sea el mejor ejemplo, pero creo que es una caricatura sencilla, de uno de los principales errores que se cometen en el proceso productivo y mas aun en el de comunicación turística.

Un cordial saludo

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.