Diario 5515 24.02.2019 | 06:53
Hosteltur: Noticias de turismo
Fin a la era de los Castro pero continuidad en los cambios económicos

Cuba, los negocios y el nuevo Gobierno

El nuevo presidente Miguel Díaz-Canel es ingeniero electrónico y profesor universitario 22 abril, 2018
  • El nuevo presidente tiene 57 años y ha trabajado con los Castro desde diversos cargos institucionales y políticos
  • Cuba incluye entre los sectores de mayor prioridad al desarrollo del Turismo como elemento dinamizador de la economía nacional
  • Ni la política exterior de Cuba ni la "actualización de su modelo económico" van a cambiar de dirección con el nuevo presidente

En una época de incertidumbre para la diplomacia y los negocios internacionales, la elección del ingeniero electrónico y profesor universitario de 57 años Miguel Díaz-Canel Bermúdez como nuevo presidente de los consejos de Estado y de Ministros de Cuba trasmite un claro mensaje de estabilidad y continuidad del proceso de actualización del modelo económico cubano y de los compromisos contraídos por el Estado con sus socios y acreedores internacionales.

En su primer discurso Miguel Díaz-Canel definió el proceso eleccionario que lo llevó al poder como una “victoria de la unidad del pueblo cubano y expresión de compromiso en la defensa de la obra revolucionaria…”. Más adelante enfatizó: “ratifico que la política exterior cubana se mantendrá inalterable y reiteramos que nadie logrará el propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano…”

Díaz-Canel valoró, entre otros temas, algunos tópicos de la comunicación pública internacional, un asunto al que ha dedicado tiempo durante su etapa como vicepresidente, y ha dicho que “afuera hay un mundo que nos mira con más interrogantes que certezas. Por demasiado tiempo y de las peores maneras ha recibido el mensaje equivocado de que la Revolución termina con sus guerrilleros.” Y continuó: “En la era de las comunicaciones nuestros adversarios han sido hábiles para mentir, tergiversar y silenciar la obra revolucionaria. Y ni aun así han podido destruirla. Nos corresponde ser más creativos en la difusión de nuestras verdades. En tiempos en que las tribunas no son solo las abiertas y multitudinarias que en otra época fueron el altavoz de la Revolución, debemos aprender a emplear más y mejor las posibilidades de la tecnología para inundar de verdades los infinitos espacios del planeta internet donde hoy reina la mentira.”

Miguel Díaz-Canel con Raúl Castro. Foto: diario Clarín.Miguel Díaz-Canel con Raúl Castro. Foto: diario Clarín.

Raúl Castro aborda temas de la economía

Al saludar a los órganos del Estado recién electos, el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro Ruz, abordó, entre otros, temas relacionados con la actualización del Modelo Económico y Social cubano iniciada en 2011.

El ex-mandatario aseguró que, pese a demoras y retrocesos por dificultades internas, se ha avanzado notablemente y se continuará ampliando el trabajo por cuenta propia y el experimento de las cooperativas no agropecuarias, “una alternativa laboral en el marco de la legislación vigente que, lejos de significar un proceso de privatización neoliberal de la propiedad social, permitirá al Estado desprenderse de la administración de actividades no estratégicas para el desarrollo del país”, destacó.

En ello, dijo, “se han logrado resultados nada despreciables, pero también es cierto que se pusieron en evidencia errores en su atención, control y seguimiento, que favorecieron el surgimiento de no pocas manifestaciones de indisciplina, evasión de obligaciones tributarias, en un país donde, además, apenas se pagaba impuestos antes de estas medidas que estamos aplicando”.

Castro explicó que las transformaciones avanzan sin dejar desamparado a ningún ciudadano y que el proceso de cambios en el Modelo Económico y Social cubano, bajo cualquier circunstancia, no significará la aplicación de terapias de choque contra los más necesitados; lo que ha condicionado el ritmo de transformaciones como la solución de la dualidad monetaria y cambiaria, las reformas salariales y de pensiones, la supresión de gratuidades indebidas y subsidios generalizados a productos y servicios, en lugar de a las personas sin otro sostén, entre otras medidas pendientes.

Tras reconocer la necesidad de una mejor comunicación pública en cuanto a los cambios y medidas en curso, Raúl Castro recordó otras dificultades generadas por las difíciles circunstancias en que se ha debido conducir la economía nacional en todos estos años, en los que se ha arreciado el bloqueo económico de Estados Unidos y la incesante persecución de las transacciones financieras del país, limitando el acceso a fuentes de créditos para el desarrollo, así como la obstaculización de las muy necesarias inversiones extranjeras.

También recordó en su discurso los cuantiosos daños ocasionados por persistentes períodos de sequías y huracanes cada vez más destructivos y frecuentes.

Cuba no quiere recaer en el endeudamiento

Castro elogió los resultados alcanzados en el proceso de reordenamiento de la deuda externa con los principales acreedores que, dijo, ha librado a las generaciones presentes y futuras de la formidable carga de obligaciones que pendía sobre el porvenir de la nación.

No obstante, indicó,“hay que andar con cuidado”. “No puede permitirse que nuevamente caigamos en una espiral de endeudamiento, y para evitarlo hay que hacer valer el principio de no asumir compromisos que no seamos capaces de honrar con puntualidad en los plazos acordados”.

Aun en el tema de la deuda, el dirigente político continuó diciendo “No nos encontramos en una situación extrema y dramática, como aquella… conocida como Período Especial.El escenario ahora es muy diferente, contamos con bases sólidas para que esas circunstancias no se repitan".

Y concluyó: “Las actuales tensiones en nuestras finanzas externas constituyen una señal de advertencia en ese sentido; no queda otra alternativa que planificar bien y sobre bases seguras, ahorrar y suprimir todo gasto no imprescindible, asegurar que se obtengan los ingresos previstos, que permitan cumplir las obligaciones pactadas y, al mismo tiempo, garantizar los recursos para invertir en el desarrollo de los sectores priorizados de la economía nacional”

Cuba incluye entre los sectores de mayor prioridad al desarrollo del Turismo como elemento dinamizador de la economía nacional.

El nuevo presidente

Tras un largo período de aprendizaje en otros cargos administrativos y políticos, el hasta ahora primer vicepresidente de Cuba será el primer mandatario cubano desde 1976 que no comparta el cargo de primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba -que desempeñará Raúl Castro hasta 2021-, y el segundo cuya presidencia tenga un tope de dos períodos de cinco años, inaugurado por el presidente saliente.

Díaz-Canel designará su gabinete ministerial durante la próxima sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular en julio -un plazo permitido por la Constitución para facilitar las consultas necesarias con los actuales ministros-, aunque ya se ha designado al primer vicepresidente del Consejo de Estado electo en igual fecha, Salvador Valdés Mesa, como primer vicepresidente del Consejo de Ministros.

Redacción de HOSTELTUR en La Habana, Cuba

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.