Air Europa cierra 2002 con un beneficio histórico de 17 millones de euros

Tras las pérdidas registradas en 2001, la ruptura de las negociaciones de fusión con Iberia, y en un entorno desfavorable marcado por el impacto del 11-S y la recesión económica, muchos eran los que a principios de 2002 no daban un duro por Air Europa, el buque insignia del grupo Globalia. Sin embargo, la historia es otra bien distinta un año después.

Tras las pérdidas registradas en 2001, la ruptura de las negociaciones de fusión con Iberia, y en un entorno desfavorable marcado por el impacto del 11-S y la recesión económica, muchos eran los que a principios de 2002 no daban un duro por Air Europa, el buque insignia del grupo Globalia. Sin embargo, la historia es otra bien distinta un año después. Según señalaron a LA GACETA fuentes cercanas a Air Europa, la aerolínea que preside Juan José Hidalgo ha cerrado el pasado ejercicio (concluido el 31 de octubre) con un beneficio neto de 16,6 millones de euros. Se trata de un resultado histórico que contrasta con los 8,2 millones perdidos en 2001. Y el resultado antes de impuestos ha pasado en un año de ser negativo en 9,7 millones a alcanzar los 24,8 millones de beneficio en 2002. Como ha ocurrido con otras compañías europeas, el origen de tal resultado se encuentra en la flexibilidad de la gestión, los planes de contingencia aplicados por la dirección tras el 11-S y los menores gastos, a pesar de mantener la oferta en los niveles de 2001. La fuerte reducción de los costes (un 18,31% menos) ha compensado la caída de los ingresos un 11,39% hasta los 657, 1 millones. Concretamente, en el pasado ejercicio la compañía ahorró 140,3 millones, situando los gastos en 625,7 millones frente a los 766 millones de 2001. La menor facturación está motivada, en cierta medida, por el descenso del número de pasajeros que fue de 5.883.726, por los 6.442.902 transportados en 2001. La tasa media de ocupación, por su parte, fue superior al 70%. Gracias a esta fuerte reducción de costes, el ebitda se disparó hasta los 39,6 millones de euros en 2002. Esta cifra es seis veces superior a la registrada un año antes cuando fue de 6,19 millones. Mientras, Air Europa multiplicó por diez el beneficio de explotación, que fue de 31,425 millones en comparación con los 3,3 millones de pérdidas de explotación en 2001. Igualmente, hay que señalar unas amortizaciones de 8,2 millones en 2002 frente a 9,5 millones en el mismo periodo del año anterior. A parte de mejorar espectacularmente su cuenta de resultados, Air Europa cierra el ejercicio con mayor solidez y liquidez. Los fondos propios casi se duplicaron, pasando de 27,7 millones de euros en noviembre de 2001 a 44,4 millones doce meses después. El endeudamiento se redujo a 124 millones (frente a los 148,9 del ejercicio anterior) y el activo total creció hasta los 201,8 millones, diez más que en 2001. "Estos resultados demuestran la eficacia y acierto de las decisiones tomadas por la dirección de Air Europa a finales de 2001, cuando se decidió no volar con la flota de 17 aviones ATR, ajustar la oferta a la demanda y sustituir determinadas rutas deficitarias, como la de Nueva York, por otras más rentables como la de Caracas", explicaron a este periódico las citadas fuentes. En su opinión, demuestra además "el esfuerzo de los trabajadores para que la compañía retomase el vuelo". (A.P./L.L./La Gaceta de los Negocios) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.