Diario 5405 18.10.2018 | 14:00
Hosteltur: Noticias de turismo

Swiss suprimirá 700 puestos de trabajo, reducirá su flota en 20 aviones y cancelará rutas a partir del 30 de marzo

26 febrero, 2003
La compañía aérea Swiss suprimirá a partir del 1 de marzo un total de 700 puestos de trabajo (sobre una plantilla de 10.000 trabajadores) y reducirá su flota en 20 aviones (sobre un total de 132 aparatos) debido al empeoramiento de la situación económica y la caída en la demanda de sus rutas domésticas y europeas, informó hoy la aerolínea suiza, que cancelará, asimismo, varias conexiones desde los aeropuertos de Zurich, Basilea, Lugano, Berna y Ginebra.
La compañía aérea Swiss suprimirá a partir del 1 de marzo un total de 700 puestos de trabajo (sobre una plantilla de 10.000 trabajadores) y reducirá su flota en 20 aviones (sobre un total de 132 aparatos) debido al empeoramiento de la situación económica y la caída en la demanda de sus rutas domésticas y europeas, informó hoy la aerolínea suiza, que cancelará, asimismo, varias conexiones desde los aeropuertos de Zurich, Basilea, Lugano, Berna y Ginebra. En una rueda de prensa, la dirección de Swiss dio a conocer las medidas adoptadas ayer por el consejo de administración de la compañía, heredera de la difunta Swissair. La compañía considera que estas medidas "son esenciales para hacer frente al empeoramiento de la situación económica". La supresión de puestos de trabajo afectará a unos 200 pilotos, 200 tripulantes de cabina y otros 300 trabajadores entre directivos y personal de tierra. Por otro lado, la reducción de la flota se efectuará, fundamentalmente, en los aviones que operan las rutas europeas de la compañía, muy afectadas por el masivo colapso en la demanda aérea europea. De los 20 aparatos que la compañía se dispone a dejar en tierra, 17 de ellos son aviones reactores regionales, mientras que los otros tres son dos Boeing MD-83 y un Airbus A-321. Tras sólo ocho meses de funcionamiento, Swiss ya suprimió 300 puestos de trabajo en 2002, un año en el que la aerolínea transportó 11,6 millones de pasajeros, una cifra mejor que la prevista, aunque durante el cuatro trimestre el tráfico se redujo en un 16,3 por ciento. La compañía suiza registró una pérdida neta de 398 millones de euros (582 millones de francos suizos) en los primeros nueve meses de 2002, período en el que el volumen de negocio fue de 2.144 millones de euros (3.130 millones de francos).

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.