Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un estudio de OAG demuestra que la flexibilización de las restricciones es más determinante en la recuperación de las aerolíneas

¿La vacunación incide en la apertura de los vuelos internacionales?

6 septiembre, 2021 Premium

Cuando comenzaron las campañas de vacunación, el sector tenía puestas sus esperanzas en que el avance de la inmunización sería un factor determinante para el regreso de los viajeros a los aviones y los destinos, estimulando la reactivación de los vuelos y el turismo después de impacto de la COVID-19. Esto mejoró todas las previsiones para el año, con el impulso esperado de los certificados verdes digitales, agilizando los procesos en los aeropuertos. Sin embargo, los gobiernos no se han apoyado en las tasas de vacunación y han seguido haciendo cambios continuos y aplicando restricciones y cuarentenas que han echado para atrás nuevamente las intenciones de viaje y la demanda, impidiendo la reanudación efectiva de los viajes internacionales. OAG, la firma especializada en estadísticas e información de los mercados aéreos, ha realizado un estudio sobre la correlación entre las tasas de vacunación y la capacidad aérea internacional de cada país en comparación con cifras de capacidad de hace dos años que demuestra que las regulaciones de viaje de los gobiernos han logrado imponerse a las tasas de vacunación y su flexibilización ha sido más importante para la recuperación de las aerolíneas.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) coincidía en ello al dar los resultados de tráfico mundial de pasajeros correspondientes a julio. "El problema son las medidas de control fronterizo, con decisiones gubernamentales que no se basan en datos, en particular con respecto a la eficacia de las vacunas”, ha afirmado el director general de IATA, Willie Walsh.

En tal sentido, el estudio de OAG cita los casos, por ejemplo, de Grecia y México, dos países que se resistieron a las restricciones de viaje o han enviado mensajes consistentes sobre estar abiertos a viajar. Como consecuencia, la capacidad de las aerolíneas internacionales está superando los niveles alcanzados hace dos años. Ambos han logrado avances en sus programas de vacunación con un 40-60% de la población que ha recibido al menos un pinchazo, según Our World in Data (23-08-21), pero hay muchos otros países que, a pesar de tener tasas de vacunación más altas, registran menos viajes aéreos.

* Amadeus: “Cada vez que se levantan restricciones las búsquedas se disparan”

OAG clasifica los países en varios grupos según el lugar en el que aparecen en el gráfico más abajo, aunque es algo simplista y no permite explicar los matices entre los enfoques adoptados por cada gobierno.

En el cuadrante superior derecho, destaca el grupo de países entre los que figuran Francia, España, Alemania y los Estados Unidos, en los que las tasas de vacunación son razonablemente altas y las aerolíneas internacionales están colocando más capacidad en asientos que el promedio. Durante las últimas seis semanas, cada uno de estos países se ha movido cada vez más hacia arriba y hacia la derecha en el gráfico, a medida que las tasas de vacunación han aumentado y más servicios aéreos internacionales están disponibles. Todos estos son países desarrollados que se apresuraron a adquirir suministros de vacunas y estaban en condiciones de poner en marcha programas de inmunización.

Los países europeos inicialmente impusieron muchas restricciones de viajes internacionales, pero las han flexibilizado a medida que se acercaba la temporada alta de verano de 2021, especialmente para los viajes dentro de Europa, que son una proporción importante de los patrones de viaje de los países de la región, representando más del 60% de los flujos de tráfico aéreo para los principales mercados europeos. Estados Unidos, donde los viajes nacionales se han recuperado razonablemente bien, ha visto muchos viajes internacionales desde y hacia México, en particular, y algunas partes del Caribe.

En la esquina inferior derecha están los países como Rusia y Colombia, donde los viajes aéreos internacionales han continuado a pesar del lento despliegue de la vacunación. Es cierto que la mayoría de los vuelos internacionales disponibles se dirigen a un grupo relativamente pequeño de países. Para Rusia, esto es Turquía, Ucrania y algunos de los ex Estados soviéticos. Para Colombia, el mercado principal es Estados Unidos. Claramente, donde existen grandes flujos de tráfico entre dos países, ambos con enfoques bastante irrestrictos para el transporte aéreo, hay más capacidad. Si bien las tasas de vacunación están mejorando en cada uno, la capacidad de las aerolíneas internacionales hacia y desde Colombia se ha reducido en las últimas seis semanas.

El tercer grupo de países, como se muestra en el cuadrante inferior izquierdo, son aquellos en los que se realizan vuelos internacionales limitados y los niveles de vacunación también son bajos. En algunos de ellos, las tasas de vacunación han aumentado rápidamente, pero esos mismos países -Australia, Nueva Zelanda, Malasia, Japón y Corea del Sur- han adoptado un enfoque de cero casos para la COVID-19, bloqueando donde aparece un clúster. Una sensación inicial de que esta era una solución efectiva para mantener a raya los contagios ha dificultado ahora cambiar el argumento de que podría permitir más viajes aéreos internacionales, ya que es casi seguro que irá acompañada de tasas más altas de infección. De hecho, todos estos países han visto caer la capacidad aérea internacional durante las últimas seis semanas a pesar del aumento de las tasas de vacunación. Otros países de este cuadrante, como Tailandia, Perú y Vietnam, han experimentado altas tasas de infección, pero la dificultad de lograr altas tasas de vacunación ha mantenido restringidos los servicios aéreos.

El cuadrante final que contiene los países en la parte superior izquierda del gráfico es quizás el más desconcertante. Tanto Canadá como el Reino Unido tienen tasas de vacunación relativamente altas, pero se mantienen muy por debajo del promedio en cuanto a la cantidad de viajes aéreos internacionales que es posible debio a las restricciones y cuarentenas, aunque esto puede, por fin, estar cambiando, según el análisis.

"Lo que está claro es que no existe una relación clara entre el aumento de la capacidad internacional y el aumento de las tasas de vacunación. Si bien la capacidad parece, en general, estar mejorando gradualmente y, al mismo tiempo, la proporción de cada población con al menos una dosis de vacuna está aumentando, no es en absoluto el caso de que un país donde se vacuna a más personas también esté más cerca a la recuperación de la aviación internacional", apuntan los analistas de OAG.

Agregan que lo que el gráfico no muestra es la prevalencia de la COVID-19 en cada país, o la capacidad de un país para hacer frente a las infecciones, o incluso la importancia del acceso aéreo internacional para la economía a través del turismo o el comercio. Cada país que se muestra está siguiendo su propio rumbo en función de una amplia gama de factores, entre los que se encuentra el sentimiento interno en torno a los cierres y la necesidad de controlar la propagación del virus.

Libertad de moviidad

Para relanzar la actividad de un sector que perdió 126.000 millones de dólares (106.040 M €) en 2020, la IATA pidió a los gobiernos "restablecer la libertad de viajar", destacando que, al menos los viajeros vacunados no deberían sufrir restricciones".

El transporte aéreo, que es un sector globalizado por excelencia, tiene que trabajar entre medidas gubernamentales "fragmentadas, unilaterales y temporales, insostenibles dado que llevamos ya un tiempo conviviendo con el coronavirus", lamentaban esta semana los promotores de un "consorcio para la seguridad sanitaria mundial", entre cuyos miembros figura el exprimer ministro británico Tony Blair, además de expertos en salud, según recoge la agencia francesa de noticis AFP.

En un artículo publicado en el New York Times, este grupo pidió al G20 que impulse un certificado de vacunación reconocido en todo el mundo, para recuperar las rutas aéreas intercontinentales. Precisamente la IATA, proponía hace unos días que el certificado COVID digital de la Unión Europea (UE DCC) fuera utilizado como estándar global para la información sanitaria de los pasajeros aéreos.

* IATA recomienda el certificado COVID digital europeo como estándar global

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.