Diario 5385 26.09.2018 | 10:38
Hosteltur: Noticias de turismo
Seguridad en los destinos

Palma de Mallorca atajará el botellón, trile y venta ambulante con una nueva ordenanza

Las multas se reducen de 600 a 50 € "para ser más ágiles y creíbles" 31 mayo, 2014

La Policía Local de Palma de Mallorca podrá actuar de inmediato para atajar casos de botellón, el trile o venta ambulante gracias a una nueva ordenanza cívica que entrará en vigor durante la segunda quincena de junio.

El teniente de alcalde de Turismo y gerente del Consorcio de la Playa de Palma, Álvaro Gijón, presentó este viernes 30 de mayo las líneas maestras de la nueva Ordenanza para la Convivencia Cívica, en especial, aquellos puntos que hace referencia a la aplicación de esta normativa en las zonas turísticas.

Asistieron a la reunión miembros la Asociación Hotelera de la Playa de Palma, la Federación Hotelera de Mallorca, touroperadores y oferta complementaria.

La ordenanza se empezará a aplicar en la Playa de Palma durante la segunda quincena de junio.

Álvaro Gijón hizo especial hincapié en que esta normativa “no tiene voluntad sancionadora, por lo que la labor de información pública es fundamental”.

Por ello, solicitó el apoyo de hoteleros y turoperadores para que la información sobre la ordenanza llegue a los turistas.

Por su parte, La Policía Local distribuirá durante los primeros 15 días de junio folletos explicativos por la Playa de Palma para que esta ordenanza sea conocida.

Momento de la reunión de Álvaro Gijón con el sector hotelero y turoperadores.Momento de la reunión de Álvaro Gijón con el sector hotelero y turoperadores.

El teniente de alcalde de Turismo explicó que la Playa de Palma presenta una serie de problemas “que hay que abordar y atajar ya que en esta zona, las prioridades se concentran en la prostitución, trile, masajistas, botellón y venta ambulante que, aunque no generan un aumento de la delincuencia mayor que en otros destinos turísticos, sí que dan una percepción de inseguridad que debemos atajar ya que nuestro objetivo es convertir a Mallorca y a Palma en el destino más seguro del Mediterráneo”.

Proceso más ágil

En este punto, Álvaro Gijón remarcó ante los hoteleros y touroperadores “que se ha modificado el nivel interno administrativo para hacer más ágil el proceso, por lo que la Policía Local podrá actuar de inmediato en actuaciones como el botellón, el trile o la venta ambulante”.

En relación con la sanciones, Álvaro Gijón apuntó que “al no tener voluntad sancionadora, las multas son las más reducidas de todas las normativas existentes para ser más ágiles y creíbles, ya que entendemos que es más fácil abonar una sanción de 50 euros que una de 600 y si además se abona al momento, se paga la mitad del coste total”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.