Diario 5327 20.07.2018 | 03:28
Hosteltur: Noticias de turismo

Los balnearios españoles facturarán un 10% más en 2005

19 octubre, 2005
El presidente de la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL), Miguel Mirones, dijo a EFE que prevé un aumento del 10% en la facturación de estos establecimientos para 2005, lo que supondrá un volumen de negocio de unos 253 millones de euros.
El presidente de la Asociación Nacional de Balnearios (ANBAL), Miguel Mirones, dijo a EFE que prevé un aumento del 10% en la facturación de estos establecimientos para 2005, lo que supondrá un volumen de negocio de unos 253 millones de euros. El sector, que cuenta con aproximadamente 2.000 manantiales de aguas minero-medicinales, 28 estaciones termales y 102 estaciones termales con hotel, está teniendo un comportamiento "muy bueno y sostenido durante los últimos años" y para 2006 está prevista la apertura de 30 balnearios más. Las estaciones termales proporcionan unas 50.000 plazas hoteleras, 35.000 de ellas directas, y 7.000 puestos de trabajo entre empleados en los hoteles y las estaciones termales. El año pasado 940.000 personas utilizaron los balnearios en España, 690.000 termalistas, 130.000 acompañantes y 120.000 pertenecientes al programa del Imserso. El presidente de ANBAL señaló que a pesar del auge que han tenido los balnearios en los últimos años, alrededor de estos establecimientos han surgido otros que a pesar de ser perfectamente compatibles, "han querido apropiarse de la denominación de balnearios". Matizó que es "ilegítimo" que un spa (centro de salud por agua) o un centro de talasoterapia (tratamiento con agua del mar) o hidroterapia utilice la palabra "balneario" en aquellos lugares donde no existen aguas mineromedicinales declaradas de utilidad pública. Además de crear confusión, estos centros suponen de alguna manera "un cierto engaño" al cliente, ya que no tiene una información correcta del lugar donde va a recibir su tratamiento. Como consecuencia, los balnearios han tenido que redoblar sus actuaciones de promoción y será necesario intensificarlas en el futuro "para que los clientes sean conscientes de que un balneario no es otro producto que trabaja con agua, ni del mar ni del grifo", dijo. La reivindicación de la denominación correcta de balneario, ha sido también una de las causas por la que la Asociación Nacional de Estaciones Termales (ANET), de la que Miguel Mirones era presidente, ha pasado a llamarse ANBAL. La asociación negocia con Turespaña para desarrollar en 2006 una campaña "de producto", con financiación pública y privada, para potenciar los balnearios en el extranjero. La campaña incluiría la creación de una página web conjunta en diferentes idiomas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.