Nozar se declara en concurso de acreedores

La inmobiliaria Nozar ha presentado la solicitud voluntaria de concurso de acreedores ante el juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, con un pasivo de unos 700 millones de euros. La inmobiliaria es propietaria de diversos complejos hoteleros, entre ellos el de Panticosa y los seis hoteles de la estación de esquí Boí Taüll.

La compañía se declara finalmente insolvente tras cerrar sin acuerdo el plazo de cuatro meses que se dio para negociar con sus bancos y acreedores una reestructuración de su deuda y obtener financiación por 70 millones.

 El concurso afecta a Nozar y a su filial Lena. De esta forma, la compañía de la familia Nozaleda se suma así a la lista de grandes firmas del sector que se han declarado insolventes desde que estalló la burbuja inmobiliaria, como son Llanera, Martinsa Fadesa, Habitat, Tremón, Aifos, Constructora Pedralbes, Obrum, DHO y Begar, entre otros.

Los problemas de Panticosa y Boí Taüll

Hace apenas un mes la estación de esquí Boí Taüll presentó un ERE que afectaba a los trabajadores del hotel Pla de l"Ermita y posteriormente la inmobiliaria anunció que cerraba los seis hoteles de la Vall de Boí, zona a la que pertenece la estación.

Por otra parte, desde Nozar anunciaron que el complejo Panticosa, en Huesca, solo permanecería abierto seis meses al año coincidiendo con las temporadas altas de invierno y verano. En un principio la empresa anunció el cierre para el 20 de septiembre. Los problemas en Panticosa surgieron a partir de que la hotelera Vincci anunciase el cese de la gestión del complejo, a partir de ahí tanto el Gobierno Aragonés, como la empresa propietaria, Nozar, han intentado buscar soluciones para la gestión del resort.

HOSTELTUR (hoteles@hosteltur.com)

 
PANTICOSA.jpgPANTICOSA.jpg

DESTACADA.jpgDESTACADA.jpg

DESTACADA.jpgDESTACADA.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.