Diario 5353 19.08.2018 | 06:15
Hosteltur: Noticias de turismo

Valencia-Bilbao, a menos de cuatro horas en tren

5 noviembre, 2009
Para finales de este año estarán en marcha las obras y actuaciones requeridas para articular el nuevo corredor ferroviario transversal que permitirá conectar a través de líneas AVE y en un recorrido de unas cuatro horas, menos de la mitad del tiempo actual, los corredores del Cantábrico y el Mediterráneo.

Ayer el ministro de Fomento, José Blanco, ha presentado en Zaragoza los resultados del estudio funcional del Corredor Ferroviario Cantábrico-Mediterráneo, que es una de las principales apuestas del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT) para configurar un eje transversal de primera magnitud que modifique la geometría tradicionalmente radial de la red existente.
 
Este corredor conectará mediante una línea de altas prestaciones y tráfico mixto el corredor Mediterráneo con el corredor Cantábrico a través de Teruel, Zaragoza y el eje del Ebro. La conexión con el País Vasco se realizará por dos corredores, uno por Logroño y otro por Pamplona, y se prolongará hasta Santander desde Bilbao.
 
Desde Fomento resaltan que se ha planificado un corredor que permite incrementar notablemente las velocidades de recorrido para conseguir tiempos de viaje competitivos y que además podrá albergar el tráfico de mercancías, todo ello compaginado con la minimización del impacto en el medio ambiente de las actuaciones.
 
“El objetivo final es ganarle terreno a otros modos de transporte, como la carretera o el avión, mucho más contaminantes y dependientes del consumo de combustibles fósiles. Se trata, en suma, de planificar un sistema de transporte más sostenible y eficiente. Al final del presente año se encontrarán ya en marcha las actuaciones correspondientes a todos los tramos del corredor Cantábrico-Mediterráneo. Una vez finalizadas, se dispondrá de una infraestructura moderna y con capacidad suficiente, válida para el tráfico tanto de pasajeros como de mercancías”, destacó Blanco.
 
En la mitad del tempo actual
 
El nuevo corredor ferroviario permitirá reducir los tiempos de viaje a menos de la mitad de los actuales. Por ejemplo, para la relación Valencia-Bilbao, disminuirá desde las más de 9 horas y media a menos de 4 horas. Asimismo, las nuevas líneas permitirán hacer las rutas Valencia-Zaragoza en menos de 2 horas; Teruel-Zaragoza en alrededor de una hora; Zaragoza-Logroño, menos de una hora; Zaragoza-Bilbao, en unas horas 45 minutos; Zaragoza-Pamplona, en una hora; Zaragoza-San Sebastián, menos de dos horas; Bilbao-Santander, en torno a 45 minutos.
 
En la actualidad, el corredor está formado por tramos de diferentes líneas ferroviarias y de muy heterogéneas características que suman más de 750 km de longitud total. Entre Santander y Bilbao, por ejemplo, la línea existente es de FEVE y no de ancho ibérico. La infraestructura ferroviaria existente en muchos de estos tramos está obsoleta, por lo que el tiempo de viaje entre Valencia y Bilbao no es competitivo, superando las nueve horas. Ya se ha realizado la evaluación en más de diez tramos.

El ministro de Fomento resaltó que el nuevo corredor permitirá ahorrar costes y tiempo tanto a los viajeros como a las empresas que utilicen esta línea para el transporte de mercancías. Estimó que los actuales retos económicos obligan a potenciar las comunicaciones terrestres, ya que el futuro modelo económico español se basará en la sostenibilidad ambiental, la competitividad económica y la cohesión social. "España es un referente en Alta Velocidad ferroviaria y el futuro corredor será una pieza clave, al mejorar la unión de España con Europa y del Cantábrico con el Mediterráneo", afirmó.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
 

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.