Diario 5325 17.07.2018 | 23:27
Hosteltur: Noticias de turismo

El aeropuerto de Palma pierde 1.000 millones con las nuevas tasas

9 enero, 2001
La decisión del Gobierno de aplicar desde el 1 de enero una igualación de tasas de infraestructura entre los billetes de los vuelos nacionales y comunitarios hará perder al aeropuerto de Palma unos 1.000 millones anuales en ingresos, unas cantidades que desde fuentes consultadas se indica que no se traducirá en descuentos de precios en los vuelos comunitarios.
Desde el 1 de enero, como aplicación de la conocida como Ley de Acompañamiento a los Presupuestos Generales del Estado de 2001, la tasa de infraestructuras se iguala en los vuelos nacionales y comunitarios en 619 pesetas, esto supondrá que el importe que pagaban los pasajeros en vuelos Península Baleares deberían ver encarecidos esta parte de los billetes hasta dicha cantidad desde las 268 pesetas que se pagaba en 2000. El resultado final será que este componente del billete quedará en 526 pesetas porque desde 1997 se mantiene en vigor una ley que practica un descuento del 15% en vuelos entre los archipiélagos españoles y la Península. El encarecimiento de la tasa será entonces del 96%. En los interislas, el coste de la tasa pasa de 32 pesetas a 185 en los vuelos regulares (619 en los charter), lo que se traduce en un aumento del 480%, y no alcanza finalmente las 619 pesetas como se había indicado en un principio desde la patronal de compañías aéreas Aeca. El impacto se reduce también porque se mantiene un descuento del 70% sobre la tasa de infraestructuras. El resultado final es que los pasajeros en vuelos comunitarios, el 80% de los que recibe Son Sant Joan, pasarán de pagar 822 pesetas a 619. Ese recorte supondrá 1.200 millones que dejará de percibir el aeropuerto. La cantidad se compensa con unos 200 millones que ingresará de más con el alza de las tasas nacional e interislas. Los principales beneficiados serán los pasajeros británicos y alemanes, que son los mercados emisores de turistas más importantes. En el caso de los alemanes, tres de las seis compañías con más tráfico en Son Sant Joan son alemanas, Condor, Hapag y LTU. Las otras tres son españolas, Air Europa, la compañía con más vuelos en 2000, Spanair e Iberia. Las fuentes consultadas consideran que el 24% que se les abarata la tasa de infraestructuras a los viajeros en vuelos comunitarios no se traducirá en una disminución de los precios de los billetes. La cantidad no es significativa en cifras absolutas, algo más de 200 pesetas, pero sí supondrán ingresos millonarios para las compañías aéreas con este tráfico. (El Mundo- El Día. Digital)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.