Diario 5326 19.07.2018 | 02:33
Hosteltur: Noticias de turismo

Turismo afirma que la moratoria no frena el crecimiento de las actividades económicas

12 enero, 2001
La moratoria turística en la que trabaja el Gobierno de Canarias, y que podría abordar en su reunión de hoy, no perjudicará al desarrollo económico del Archipiélago pese a incluir como medida cautelar la suspensión de la construcción de nuevas camas, señaló ayer el consejero de Turismo y Transportes, Juan Carlos Becerra.
En palabras del consejero, la intención del Gobierno nunca ha sido la de bloquear al cien por cien la creación de camas turísticas. "No se trata de paralizar de forma indiscriminada total o parcialmente, sino de detectar deficiencias y corregirlas", afirmó. Mientras, el presidente de la patronal de Las Palmas, Alberto Cabré, expresó su malestar ante las medidas del Ejecutivo. Para el consejero "lo que hay que hacer es frenar la construcción de camas generalistas", que, según señaló, "son aquéllas que se han desarrollado en gran parte de Canarias y que no aportan ningún signo de distinción o calidad y que son más de lo mismo". Por contra, Becerra recalcó la necesidad de no paralizar la concesión de licencias en materia de turismo rural, excepción que se contempla en el borrador del proyecto de ley de medidas cautelares urgentes que ultima el Gobierno. El consejero explicó que la acción del Ejecutivo se encamina a "ralentizar el crecimiento, ordenarlo de forma racional e impedir que la cama generalista sea el elemento básico del desarrollo turístico". El consejero regional de Política Territorial y Medio Ambiente, Tomás Van de Walle, aseguró ayer que la propuesta que maneja el Gobierno canario "tiene por objetivo ofrecer una mejor calidad ambiental", según informa Antonio José Fernández. Tomás Van de Walle indicó que el citado proyecto "no tiene otro sentido más que ése". El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios, Alberto Cabré, indicó que la iniciativa del Ejecutivo es una "falta de respeto" porque no les han explicado las medidas que están estudiando. Alberto Cabré justificó su indignación porque "se está jugando con el motor de la economía de Canarias sin profundizar en las consecuencias que podría producir la toma de estas medidas" y añadió que la posible declaración de una moratoria turística temporal en Canarias implica "la paralización del crecimiento en todas las islas para beneficiar a algunas". Con ello, Cabré se refirió a Tenerife y Lanzarote como las más beneficiadas por la paralización del desarrollo turístico en las demás islas y especificó que "éste es el motivo por el que desde estos dos cabildos ha surgido la idea de potenciar una moratoria generalizada". Para Cabré, "la isla más perjudicada por la entrada en vigor de una moratoria sería Gran Canaria", que, según explicó, "ha ido desarrollando su potencial turístico de forma más comedida que Tenerife o Lanzarote". Cabré aseguró que el "efecto sorpresa" que pretendía provocar el Gobierno de Canarias con la implantación de estas medidas no se ha conseguido y ha provocado lo contrario, "colas para solicitar licencias municipales en los ayuntamientos", indicó. El presidente de la CCE criticó "la política intervencionista" del Ejecutivo canario sobre la economía de las islas que debería "hacerse con mucho más cuidado". Para Cabré, "el desarrollo sostenible no es una mera moratoria turística sino potenciar la conservación del territorio pero propiciando el crecimiento económico y el incremento de la calidad de vida". El presidente de la CCE exigió que el Ejecutivo y las demás administraciones públicas de las islas empiecen a "mirar menos por el poder, buscar más consenso en estos asuntos y poner más facilidades para que los empresarios inviertan". (La Provincia)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.