Diario 5406 20.10.2018 | 02:14
Hosteltur: Noticias de turismo

Las dificultades arrastran a aerolíneas históricas a la crisis

13 febrero, 2001
La empresa belga Sabena, la portuguesa TAP y la austriaca Lauda Air se han sumado a la lista de aerolíneas en crisis. Siguen la estela de compañías históricas como la americana TWA o Aerolíneas Argentinas, que han acumulado pérdidas con diferente suerte: la venta y una dura reestructuración aún por aplicar, respectivamente.
La empresa belga Sabena, la portuguesa TAP y la austriaca Lauda Air se han sumado a la lista de aerolíneas en crisis. Siguen la estela de compañías históricas como la americana TWA o Aerolíneas Argentinas, que han acumulado pérdidas con diferente suerte: la venta y una dura reestructuración aún por aplicar, respectivamente. La escalada de los costes y la competencia estrangulan los márgenes del sector. Los socios de las empresas con números rojos buscan soluciones. El gigante suizo SAirGroup y el Estado belga, accionistas de Sabena, tomarán una decisión sobre la recapitalización de la aerolínea el día 23. En principio, para salvarla, los socios plantean una inyección de 250 millones de euros (cerca de 41.600 millones de pesetas), según Afp. El grupo suizo ha condicionado el rescate al acuerdo con los sindicatos y los pilotos sobre un plan de reestructuración. Éste prevé 350 millones de euros de ahorro y entre 600 y 700 puestos de trabajo menos de un total de 11.233. Con la operación, SAirGroup también quiere aumentar su participación hasta el 85%. Precisamente la mala situación económica de la aerolínea pública TAP-Air Portugal ha llevado a SAirGroup a romper su acuerdo para comprar el 34% de dicha empresa por 99,75 millones de euros. El grupo suizo ha condicionado el rescate al acuerdo con los sindicatos y los pilotos sobre un plan de reestructuración. Éste prevé 350 millones de euros de ahorro y entre 600 y 700 puestos de trabajo menos de un total de 11.233. Con la operación, SAirGroup también quiere aumentar su participación hasta el 85%. Precisamente la mala situación económica de la aerolínea pública TAP-Air Portugal ha llevado a SAirGroup a romper su acuerdo para comprar el 34% de dicha empresa por 99,75 millones de euros. Las autoridades lusas consideran varias alternativas para garantizar la estabilidad financiera de TAP, con pérdidas de unos 120 millones de euros.El ministro portugués de Obras Públicas y Transportes, Jorge Coelho, apunta opciones como la capitalización por créditos bancarios de entidades portuguesas y la entrada de socios estratégicos en el capital de la compañía vía privatización. La aerolínea portuguesa atraviesa dificultades desde 1993, cuando tuvo pérdidas por unos 180 millones de euros, que se fueron reduciendo progresivamente en paralelo a la reducción de personal, con más de 1.100 despidos incentivados hasta 1997, cuando obtuvo unos beneficios de unos 75 millones.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.