Diario 5404 18.10.2018 | 00:24
Hosteltur: Noticias de turismo

Portavoz del gobierno vasco atribuye el descenso de turistas a la crispación política y a la imagen que se proyecta de Euskadi

15 febrero, 2001
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, atribuyó el descenso del 1,3 por ciento de turistas en el País Vasco durante el año 2000 no sólo a la influencia del terrorismo, sino también, a la "crispación política" y a la imagen que se proyecta de Euskadi en el exterior.
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Jon Imaz, atribuyó el descenso del 1,3 por ciento de turistas en el País Vasco durante el año 2000 no sólo a la influencia del terrorismo, sino también, a la "crispación política" y a la imagen que se proyecta de Euskadi en el exterior. El consejero de Comercio apuntó estas tres causas para explicar el descenso del turismo que durante el año pasado influyó, sobre todo, en el procedente del resto de comunidades autónomas, que disminuyó en un 9,5 por ciento mientras que tanto el turismo extranjero como el vasco aumentó en un 9,3 y un 13,2 por ciento, respectivamente. Imaz, que compareció en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo en el Parlamento vasco a petición del Partido Popular, puso de manifiesto la existencia de otras campañas de imagen que deterioran la fotografía del País Vasco y que, tal y como señaló, complementan la llevada a cabo por la organización terrorista ETA. "La violencia ha estado siempre, lo que es nuevo es la crispación política y ese mensaje continuo de que en este país no se puede respirar y la negación del más mínimo espacio de normalidad como un análisis de la realidad continuamente repetido y reiterado por los tertulianos, articulistas que, en muchos casos, son los únicos medios de incidencia en el mercado turístico", denunció Imaz. En ese sentido, Imaz puso de manifiesto la "contradicción" del PP al reclamar nuevos planes de actuación en el sector turístico del País vasco cuando, según señaló, "por otra parte, se boicotea la reunión de los presidentes autonómicos en la Cámara vasca". "Se reclama mayor gestión, pero se ordena a los presidentes de los Parlamentos autonómicos que no vengan a Vitoria-Gasteiz porque aquí vivimos una situación anormal", expuso el consejero de Industria, Comercio y Turismo. Estas afirmaciones fueron duramente contestadas por el representante del PP, Gonzalo Machín, quien negó que "la vida diaria" de los miembros del PP, PSE y UA que "tienen que ir con escolta sea un mensaje político, sino una realidad". Asimismo, rechazó que el descenso de viajeros haya estado motivado por la crispación política que, tal y como indicó, "también existe en otras comunidades sin que haya tenido el mismo efecto" y culpó únicamente al terrorismo. Imaz reconoció que las "situaciones reales de violencia y extorsión" que se viven en el País vasco son "inaceptables y execrables", no obstante, abogó por establecer un mensaje positivo. "Estamos obligados a vender espacios de normalidad", manifestó el portavoz del Gobierno quien apostó "por no caer en la desesperanza".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.