Fomento condiciona la financiación de la llegada del Ave al aeropuerto de Barcelona a sus plazos de ejecución

El Ministerio de Fomento está dispuesto a financiar la llegada del futuro corredor ferroviario de Alta Velocidad Madrid-Barcelona al aeropuerto de El Prat en caso de que la Generalitat de Cataluña acceda a posponer la entrada en servicio de este tramo hasta después del año 2005.

El Ministerio de Fomento está dispuesto a financiar la llegada del futuro corredor ferroviario de Alta Velocidad Madrid-Barcelona al aeropuerto de El Prat en caso de que la Generalitat de Cataluña acceda a posponer la entrada en servicio de este tramo hasta después del año 2005. En caso de que el Gobierno catalán insista en sus pretensiones de que el tren de Alta Velocidad llegue al aeródromo barcelonés en el año 2005, coincidiendo con la inauguración de la segunda terminal, la Generalitat deberá aportar fondos para financiar el proyecto. Esta es la principal conclusión del encuentro que mantuvieron ayer jueves en Madrid el ministro de Fomento, Francisco-Alvarez Cascos, y el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, para analizar el desarrollo del proyecto del Ave Madrid-Barcelona-Frontera Francesa en la comunidad catalana. Pujol explicó al término de la reunión que analizará esta combinación de factores (calendario y presupuesto) con su conseller de Obras Públicas, Pere Macías, su 'conseller en cap', Artur Mas, y el resto de su equipo, para tomar una decisión "rápidamente". No obstante, quedaron pendientes dos incógnitas: hasta dónde deberá llegar el aplazamiento de la conexión del Ave y el aeropuerto si su financiación corre a cargo del Estado y, por otra parte, el porcentaje de sobrecoste que la Generalitat tendría que sufragar en caso de que esta se realice en 2005. En cuanto a los plazos, el presidente Pujol apuntó el 2007 como horizonte para conseguir conectar El Prat con la Alta Velocidad ferroviaria si la financiación corre a cargo del Estado, mientras que el ministro eludió pronunciarse sobre plazo alguno y lo enmarcó en los establecidos para el conjunto del Plan de Infraestructuras 2000-2007, con periodo máximo de entrada en servicio del 2010. Por lo que a financiación respecta, Alvarez-Cascos declinó cuantificar exactamente el coste que supone el bucle aeroportuario, mientras que Pujol apuntó que sería ""sensiblemente inferior al de 15.000 millones de pesetas (90,15 millones de euros) de que se venían hablando en los últimos días"", si bien tampoco accedió a establecer el porcentaje de presupuesto que su Gobierno estaría dispuesto a aportar para conseguir el objetivo de conexión en 2005. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.