Fuerte apuesta de Sant Lluís (Menorca) a favor de mejorar Punta Prima

La urbanización de Punta Prima (Sant Lluís) está a punto de culminar su revolución particular, que la aupará a los primeros puestos de la lista de las zonas turísticas con más clase de las Islas Baleares.

La urbanización de Punta Prima (Sant Lluís) está a punto de culminar su revolución particular, que la aupará a los primeros puestos de la lista de las zonas turísticas con más clase de las Islas Baleares. El proyecto de excelencia turística, auspiciado por la Asociación Hotelera de Menorca (Ashome), el Ayuntamiento de Sant Lluís y el Govern balear, supondrá el punto final a un proceso iniciado hace algo más de una década en una de las urbanizaciones más antiguas y populosas de Menorca y, por lo tanto, con un modelo urbanístico, turístico y social de otros tiempos. El presupuesto del proyecto que se presentó la semana pasada ante la Dirección General de Turismo del Gobierno central asciende a casi 1.400 millones de pesetas que aportarán, a partes iguales las administraciones local, autonómica y estatal. Según Ashome, el proyecto cumple los objetivos fijados por el Estado, por lo que no cree que haya problemas para obtener la financiación necesaria, al contrario que el plan que prevé presentar el Consistorio de Es Mercadal en las próximas semanas. El plan de excelencia turística es un proyecto global para Punta Prima, ya que incluye actuaciones sobre todos los ámbitos posibles. Gracias a este plan se procederá a mejorar la circulación en la zona con la construcción de rotondas y caminos peatonales; se ampliará la playa y se rehabilitará el paseo marítimo que pasará a ser peatonal; se soterrarán las líneas telefónicas y eléctricas de baja tensión; se substituirá el alumbrado público y las aceras, y se procederá a la plantación de arbolado; se dotará de zonas verdes; aumentarán los aparcamientos; se construirán parques públicos entre otras actuaciones. El plan de excelencia turística es el resultado de la evolución del turista que en los últimos 30 años ha elevado el nivel de sus exigencias: ya no sólo se conforma con el binomio sol-playa. El turista exige una mayor diversidad en las actividades y servicios, así como un mayor cuidado del destino, tanto urbano como medioambiental. Este plan nació con el objetivo de recuperar y regenerar destinos turísticos maduros, especialmente aquellos destinos de sol y playa que crecieron en las décadas de los 60 y 70 sin ordenación alguna, como es el caso de Punta Prima. El Consell Insular de Menorca confía en que gracias al proyecto se aumentará la calidad del sector turístico de la isla y, por este motivo, ha invitado a todos los ayuntamientos a presentar proyectos al Gobierno. Además de Sant Lluís y Es Mercadal, el Ayuntamiento de Ferreries presentará actuaciones para mejorar Cala Galdana, su mayor fuente de ingresos. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.