La Junta andaluza prevé un descenso en las pernoctaciones en Málaga en junio y mayo, aunque aumentarán los turistas

El consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, José Hurtado, comentó ayer que las previsiones para este verano en Málaga es que el número de pernoctaciones descienda en los meses de mayo y junio, concretamente un 2,4 por ciento y un 3,6 por ciento, respectivamente, con respecto a 2000.

El consejero de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, José Hurtado, comentó ayer que las previsiones para este verano en Málaga es que el número de pernoctaciones descienda en los meses de mayo y junio, concretamente un 2,4 por ciento y un 3,6 por ciento, respectivamente, con respecto a 2000. Hurtado indicó que, a pesar de estas previsiones, la Consejería de Turismo no "está preocupada", ya que "al final" se transformarán en positivo. El consejero aludió al auge del turismo residencial como elemento que influye en el descenso de pernoctaciones, aunque no en el de turistas que finalmente llegan a Málaga. De hecho, en cuanto al número total de turistas la Consejería espera que aumente, ya que, hay viajeros extranjeros, especialmente los británicos, que prefieren las residencias para pernoctar en lugar de los hoteles. "Somos optimistas, a pesar de que hay un menor número de pernoctaciones en las previsiones", aseguró Hurtado. pernoctaciones. Asimismo, la fortaleza de la libra es otro elemento que puede hacer que llegue un mayor número de turistas ingleses a Andalucía durante el próximo mes de agosto. La Consejería de Turismo prevé que, sin embargo, las pernoctaciones aumenten a partir del mes de julio, concretamente un 1 por ciento con respecto a 2000. El consejero indicó que las previsiones que existen actualmente son hasta finales de julio" y que adelantar a agosto sería "un atrevimiento" por parte de la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta andaluza. Hurtado, esperó que en agosto se produzca "una recuperación" que hará que los resultados finales vayan en "línea positiva", ya que "no tendría sentido que los meses de verano no sean buenos" cuando los de principio de año lo han sido. El consejero indicó que, en el primer cuatrimestre del año, se produjo un descenso de las pernoctaciones en los hoteles malagueños que fue del 4,5 por ciento con respecto a 2000. El principal motivo del descenso fue el comportamiento de los visitantes extranjeros, quienes realizaron 2,8 millones de pernoctaciones, un 8 por ciento menos que el año pasado, mientra que las efectuadas por los turistas nacionales llegaron al 1,1 millón e incrementaron en un 5,7 por ciento. En cuanto a los viajeros alojados en establecimientos, incrementaron en los cuatro primero meses del año en un 1,66 por ciento y alcanzaron los 933.000. De éstos, 370.000 fueron españoles, lo que representa un 11,35 por ciento más que en 2000, mientras que los extranjeros fueron 560.000 y descendieron en un 3,92 por ciento. En lo que respecta al empleo, de enero a abril creción en Málaga en un 5,83 por ciento y fueron 24.125 las personas que desarrollaron su labor en este sector. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.