Diario 5353 20.08.2018 | 01:02
Hosteltur: Noticias de turismo

Los pilotos de Iberia convocan jornadas de huelga para junio, julio y agosto

11 junio, 2001
Los pilotos de Iberia han convocado 10 jornadas de huelga para junio, julio y agosto, al no alcanzar un acuerdo con la compañía sobre la firma del VII convenio colectivo y no aceptar la compañía "la última propuesta sindical presentada por SEPLA-Iberia", según informaron fuentes del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA).
Los pilotos de Iberia han convocado 10 jornadas de huelga para junio, julio y agosto, al no alcanzar un acuerdo con la compañía sobre la firma del VII convenio colectivo y no aceptar la compañía "la última propuesta sindical presentada por SEPLA-Iberia", según informaron fuentes del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA). Según resaltaron las mismas fuentes, en esta propuesta "los pilotos cedieron en plazos y condiciones en relación al descuento en sus nóminas (clave 104) intentanto ajustarse a la propuesta que en su día les hizo Iberia" Las jornadas de huelga tendrán lugar entre las 00.00 horas y las 24.00 horas de los días 19 de junio; 3, 10, 17, y 24 de julio; y 6, 13, 20, 27 y 31 de agosto. Asimismo, afectarán a los vuelos que iniciandose los días anteriores a los de la convocatoria finalicen en uno de los días para los que se convoca la huelga. La propuesta realizada por SEPLA que, según las citadas fuentes, fue rechazada por Iberia, se refiere a la renuncia de la devolución de las aportaciones de los pilotos realizadas a la compañía en concepto de descuento en sus nóminas desde el año 1995 hasta el 2000 que asciende a 24.000 millones de pesetas (144,2 millones de euros); así como la eliminación progresiva de la clave 104 en cuatro años "como solicitaba la compañía", mediante la supeditación del 50 por ciento a la obtención de beneficios por parte de Iberia y del 25 por ciento a cambio de aumentar la productividad. Con esta huelga, los pilotos pretenden "conseguir que la compañía cese con carácter inmediato en las conductas ilícitas que determinan la convocatoria de huelga y la firma del VII convenio colectivo". Entre las causas de esta convocatoria se encuentran, según SEPLA, los "reiterados incumplimientos" por parte de los directivos de la compañía del convenio colectivo en vigor, en relación a los días libres, actividades y descansos de los pilotos; así como la petición de la supresión de los descuentos (clave 104) que se aplican a sus nóminas desde 1995 "al haber desaparecido las causas de este sacrificio salarial y máxime cuando la compañía obtiene beneficios, reparte dividendos y cotiza en Bolsa". Otro de los motivos aducidos es la "dilación injustificada en la firma del convenio colectivo. En este sentido criticaron "la obstaculización injustificada por parte de la Dirección de la compañía" de estas cnegociaciones que se iniciaron hace 5 meses. El anterior convenio colectivo concluyó el 31 de diciembre de 2000. SEPLA pide "la inmediata firma de este convenio" donde reivindican, asimismo, la actualización del IPC y el abono de la diferencia entre el IPC previsto para el año 2000 y el definitivo del mismo año y la adaptación del plan de retiro de los pilotos a la nueva legislación. También solicitan la inclusión en el convenio de un capítulo sobre Seguridad y Salud Laboral, "ante la preocupante situación que se está planteando por la alarmante incidencia de la exposición y acumulacion durante años de radiaciones que afectan gravemente a la salud de los pilotos" y la recuperación de producción "cedida a terceras empresas para que pueda ser realizada por el colectivo de pilotos de Iberia". Las citadas fuentes explicaron que esta convocatoria ha sido dada a conocer hoy al Ministro de Trabajo, y con ella, los pilotos se comprometen "a no ejercer ninguna otra medida de presión y a cumplir en su totalidad los servicios mínimos que nos sean asignados, tratando de no perjudicar, en la medida de los posible, a nuestros pasajeros". Por su parte, fuentes de la compañía Iberia señalaron hoy que con esta convocatoria de huelga "el SEPLA ha vulnerado lo firmado el 7 de marzo cuando se comprometió a negociar de buena fe y a ligar el incremento de su salario a los resultados de la empresas". Así, explicaron que los pilotos reclaman una subida salarial del 20 por ciento en un convenio de dos años "sin apenas contrapartidas, cuando son los que menos trabajan en Europa y los segundos que más cobran". Esta subida supondría para Iberia "pagar 4.000 millones de pesetas (24,04 millones de euros) adicionales cada año al colectivo de pilotos, más de 2 millones de pesetas (10.000 euros)de media a cada uno y, todo ello, sin contrapartida de productividad a cambio", añadieron. En cuanto a la supresión de la clave 104 exigida por los pilotos, Iberia cree que "entraría en pérdidas este mismo año" si aceptara la petición, ya que sólo esta clave "le costaría a la empresa más de 18.000 millones de pesetas (108,1 millones de euros), equivalente a la totalidad de los beneficios de explotación previstos este año para el Grupo Iberia, al tenerlo que hacer extensivo al resto de colectivos". Iberia considera que la posición de SEPLA es "absolutamente insolidaria" con el resto de trabajadores de la compañía, "que han ligado parte de sus incrementos salariales a la mejora de beneficios de la empresa y que van a verse gravemente afectados con esta huelga en el periodo de más actividad". También cree que son insolidarios, tanto con "muchos pilotos que están en desacuerdo con este tipo de acciones como con los miles de ciudadanos que acaban de comprar acciones, confiando en la buena fe que Sepla afirmó iba a utilizar en la negociación. Las fuentes explicaron que en los últimos meses "la compañía ha mostrado la máxima flexibilidad y disponibilidad para encontrar un acuerdo aceptable para los pilotos, que no menoscabara los intereses de la empresa, de sus accionistas, clientes y de los demás trabajadores". La propuesta de Iberia incluye subidas salariales iguales al IPC real, un 0,5 por ciento adicional este año; un 5,47 por ciento más en tablas ligado a la mejora de los beneficios de la empresa; otro 5 por ciento más ligado a beneficios a partir de tercer año; una paga extra de 1.000 millones de pesetas; la posibilidad de que los pilotos sigan volando entre 60 y 65 años de acuerdo a la nueva legislación; la solución a los problemas de los jubilados para cobrar sus aportaciones a Loreto y "toda una serie de medidas adicionales favorables al colectivo de pilotos", resaltaron. También dijeron que la compañía "ha puesto sobre la mesa una serie de medidas que haga equiparable la productividad de los pilotos de la compañía a la de sus competidores en Europa, mostrando la máxima flexibilidad a la hora de adoptarlas y de buscar alternativas". Por último, las fuentes dijeron que la compañía "lamenta que SEPLA utilice la huelga como medida de presión injustificada haciendo rehenes a los millones de ciudadanos que en estos días preparan su salida de vacaciones, simplemente para conseguir así lo que es incapaz de negociar y discutir en una mesa de negociaciones".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.