La OMT organiza seminarios regionales como preámbulo al Año Internacional del Ecoturismo, que tendrá lugar en 2002

La Organización Mundial del Turismo (OMT) está celebrando un conjunto de seminarios y conferencias regionales en diferentes partes del mundo como "preparativos" de la celebración del Año Internacional del Ecoturismo, que tendrá lugar en la Cumbre Mundial del Ecoturismo, que se celebrará en Québec (Canadá) del 19 al 22 de mayo de 2002, según explicaron fuentes de la OMT.

La Organización Mundial del Turismo (OMT) está celebrando un conjunto de seminarios y conferencias regionales en diferentes partes del mundo como "preparativos" de la celebración del Año Internacional del Ecoturismo, que tendrá lugar en la Cumbre Mundial del Ecoturismo, que se celebrará en Québec (Canadá) del 19 al 22 de mayo de 2002, según explicaron fuentes de la OMT. El primer seminario tuvo lugar en Maputo (Mozambique) el pasado mes de marzo, aseguraron las citadas fuentes, que añadieron que se organizará un seminario para las Américas en Cuiaba (Brasil) entre el próximo miércoles, día 22 de agosto y el 24 de agosto. Asimismo, se celebrará en Sankt Johann (Austria) un seminario europeo centrado en las zonas montañosas, entre el 12 y el 15 de septiembre; un seminario para las islas y zonas costeras en las islas Seychelles del 8 al 10 de diciembre, otro en Argelia sobre las zonas desérticas en el mes de noviembre y por último, se realizará un seminario en Asia en las islas Maldivas en el primer trimestre de 2002. Por otra parte, el jefe de la Sección de Desarrollo Sostenible del Turismo de la OMT, Eugenio Yunis, señaló que la falta de controles adecuados podría poner en peligro el futuro del sector. "El ecoturismo no sostenible es una amenaza para la supervivencia del entorno natural, que es la piedra angular en la que se asienta el negocio de esta forma de turismo y, lo que es aún más grave, empaña su imagen y desacredita incluso esta actividad". Según Yunis, para garantizar la sostenibilidad a largo plazo de un proyecto de ecoturismo hay que asegurarse de que éste contribuya a la conservación de las zonas naturales y al desarrollo sostenible de las tierras y comunidades vecinas; hay que crear estrategias específicas para evitar su desarrollo anárquico y desordenado y establecer una colaboración eficiente entre los sectores público y privado, en la que las comunidades locales participen activamente en la planificación, el desarrollo, la gestión y la reglamentación de los proyectos ecoturísticos. Asimismo, otras cuestiones que hay que tener en cuenta, según Yunis es minimizar el impacto del alojamiento, de los servicios de transporte y de cualquier actividad organizada para los turistas; asegurar una proporción razonable de los ingresos generados por el turismo hacia las comunidades locales y la conservación del patrimonio natural. Por último, hay que gestionar la afluencia turística para evitar la masificación, y controlar continuamente los efectos producidos por los visitantes en el medio ambiente. Otra de las actividades que la Organización Mundial del Turismo ha organizado para la celebración del Año Internacional del Ecoturismo en 2002 ha sido la publicación de una guía sobre el desarrollo sostenible y la gestión de las actividades turísticas en los parques nacionales y zonas protegidas, en colaboración con el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP) y la Unión de Conservación Mundial, así como con la cooperación de un programa de estudio del mercado en las principales industrias turísticas del mundo. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.