La Comisión Europea hace equilibrios para solventar la crisis aérea dentro de la ley

La Comisión Europea está estudiando la forma de solventar la crisis aérea, iniciada en ciertas compañías hace años pero agravada desde el 11 de septiembre por los atentados terroristas en Estados Unidos, sin que se vulneren las reglas de la competencia.

La Comisión Europea está estudiando la forma de solventar la crisis aérea, iniciada en ciertas compañías hace años pero agravada desde el 11 de septiembre por los atentados terroristas en Estados Unidos, sin que se vulneren las reglas de la competencia. "No queremos crear expectativas inesperadas. No debe discriminarse a ninguna compañía. Claro que estamos preocupados, pero en medio de este clima tan tenso la Comisión Europea debe actuar como guardiana de los tratados", señaló a Europa Press el portavoz europeo de Transporte y Energía, Gilles Gantelet. El próximo 10 de octubre el Colegio de Comisarios estudiará una nota conjunta elaborada por los servicios del responsable de Competencia, Mario Monti, y la de Transportes y Energía, Loyola de Palacio, para estudiar las vías en las que se puede trabajar sin vulnerar la normativa comunitaria. Dicho estudio, que incluirá también cuestiones relacionadas con la seguridad y los seguros, analizará además el efecto real que han tenido los atentados sobre el transporte aéreo, sin mezclarlo con las ya debilitadas cuentas de resultados de las compañías europeas. No se descarta también la posibilidad de posibles compensaciones muy limitadas a hechos concretos y probados para aquellas empresas o personas que hayan sido afectadas directamente por la suspensión de los vuelos tras los atentados. Por su parte, el comisario de Economía y Asuntos monetarios, Pedro Solbes, señaló hoy en una comparecencia ante el Parlamento Europeo que cualquier medida que tomen los gobiernos en ayuda al sector aéreo, incluidas las cantidades financieras, tienen que notificarse a la Comisión. Recordó que la declaración del Consejo Ecofin extraordinario del pasado 21 de septiembre invita a la Comisión a ampliar el campo de trabajo del grupo ad-hoc que se creó para que incluya también los problemas de seguros. "Así se permite a la Comisión ejercer su responsabilidad de asegurar la compatibilidad de estas medidas con la legislación comunitaria, así como organizar la coherencia de las respuestas de los Estados miembros". El análisis que la Comisión presentará el 10 de octubre deberá ser estudiado por los ministros de Transportes cinco días más tarde en el consejo ordinario de Luxemburgo. Así, se analizarán las primeras ideas lanzadas en materia de seguridad, tales como la clasificación de armas, la formación técnica de la tripulación, el control de los equipajes facturados, la protección del acceso a la cabina de pilotaje y el control de la calidad de las medidas de seguridad. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.