British Airways registró un descenso de pasajeros del 22 por ciento en septiembre

British Airways (BA) registró un descenso de pasajeros (medido en pasajeros por kilómetro) del 22 por ciento el pasado mes de septiembre, según fuentes de la compañía, cuyo factor de ocupación se situó en el 69,2 por ciento en ese mes, un 7,3 por ciento menos que el mismo mes de 2000.

British Airways (BA) registró un descenso de pasajeros (medido en pasajeros por kilómetro) del 22 por ciento el pasado mes de septiembre, según fuentes de la compañía, cuyo factor de ocupación se situó en el 69,2 por ciento en ese mes, un 7,3 por ciento menos que el mismo mes de 2000. Las mismas fuentes destacaron que septiembre fue un mes de "considerables interrupciones en el tráfico de pasajeros, de carga y vuelos" debido a los atentados terroristas del pasado 11 de septiembre en Estados Unidos. En este sentido, añadieron que BA dejó de operar en el mercado del Atlántico Norte hasta la tarde del día 14 de septiembre y que el programa no volvió a retomarse completamente hasta el pasado día 23. "El tráfico a Estados Unidos descendió un 60 por ciento en la semana del 11 de septiembre", aseguraron fuentes de British Airways, que añadieron que se perdieron ingresos de 12.864 millones de pesetas (77,3 millones de euros/48 millones de libras) y que tuvo un impacto en los resultados operativos de, aproximadamente, 10.720 millones de pesetas (64,4 millones de euros/40 millones de libras). El tráfico aéreo cayó un 36 por ciento en los siete días posteriores a los atentados y era del 28 por ciento en la última semana del mes de septiembre. En la última semana de esa semana, el factor de ocupación en el mercado de Norte América cayó un 30 por ciento y la de Oriente Medio, un 10 por ciento. Tras los atentados, la compañía anunció que se despediría a 7.000 pasajeros y que reduciría su capacidad un 9 por ciento, además de dejar de operar con 20 aviones. British Airways registró un descenso de capacidad (medida en asientos por pasajeros) del 13,8 por ciento, mientras que el tráfico cayó un 22 por ciento. La reducción del tráfico en primera clase fue un 33,2 por ciento y del 20 por ciento en turista. El tráfico de carga (tonelada por kilómetro) cayó un 38 por ciento. En el trimestre julio-septiembre, la capacidad cayó un 10,5 por ciento, mientras que el tráfico de pasajeros se redujo un 14 por ciento. El tráfico de primera clase registró un descenso del 19,3 por ciento y de turista un 13,2 por ciento. El tráfico de carga acumuló un descenso del 23,1 por ciento. Por otro lado, la compañía espera que se incrementen "significativamente" los gastos en seguridad. Asimismo, los costes de combustible han caído debido a la reducción de los precios. Finalmente, la compañía afirma que está una situación "estable" y que, a pesar de la "inmediata presión sobre los ingresos, ha respondido rápidamente con una serie de medidas para reducir la escala del negocio". 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.