La Comisión Europea da a conocer las medidas de seguridad y apoyo económico al sector aéreo para afrontar la actual crisis

La Comisión Europea desveló ayer su paquete de propuestas destinadas a apoyar al sector del transporte aéreo a hacer frente a la "situación excepcional" creada tras los ataques terroristas del 11 de septiembre contra Nueva York y Washington, que incluyen normas más estrictas y obligatorias de seguridad aérea, medidas de apoyo económico y la creación de un cielo único europeo que mejore la gestión del transporte aéreo y la coordinación entre los Quince.

La Comisión Europea desveló ayer su paquete de propuestas destinadas a apoyar al sector del transporte aéreo a hacer frente a la "situación excepcional" creada tras los ataques terroristas del 11 de septiembre contra Nueva York y Washington, que incluyen normas más estrictas y obligatorias de seguridad aérea, medidas de apoyo económico y la creación de un cielo único europeo que mejore la gestión del transporte aéreo y la coordinación entre los Quince. Las medidas fueron presentadas por la comisaria europea de Transportes y Energía, Loyola de Palacio, que insistió en que sus propuestas pretenden asegurar al consumidor el servicio de transporte aéreo, incluido un abanico de horarios, y altos niveles de seguridad. Los atentados del 11 de septiembre se cometieron con aviones comerciales. De Palacio dio además un "no rotundo" a permitir ayudas extraordinarias a las compañías aéreas que estuviesen en una situación especialmente difícil antes de los atentados. "Lo que pasó el 11 de septiembre no puede forzar la situación del sector aéreo", dijo la comisaria. "Antes bien, debería aprovecharse a situación para acelerar su reestructuración", añadió. "Tiene que haber fusiones y compras en el sector aéreo europeo", recalcó. De este modo, las propuestas de Bruselas mantienen su negativa a conceder ayudas directas a las compañías, sino apoyos indirectos que, además, deberán ser notificados. Las propuestas serán analizadas por el Consejo de Ministros de Transporte de la UE el 15 de octubre. En concreto, está dispuesta a permitir a los Gobiernos nacionales que apoyen hasta final de año a las compañías aéreas para hacer frente al sobrecoste de las primas de seguros. El Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE decidió a finales de septiembre permitir una medida de apoyo durante un mes. Sin embargo, el Ejecutivo comunitario reconoce, en su comunicación, que "los desarrollos en el mercado de seguros permiten difícilmente prever el fin de la aplicación de las medidas en un mes". La ayuda puede consistir en facilitar a las compañías una garantía complementaria, o bien los Estados pueden sustituir directamente a las compañías y asumir ellos mismos el riesgo. Además, De Palacio propuso estudiar otras soluciones para el futuro, como la creación de un fondo de mutualización de este sobrecoste. "Habría que analizar si su financiación, si sería pública o privada", señaló. Además, los Gobiernos podrán compensar a las compañías por las "pérdidas directamente vinculadas" al cierre del espacio aéreo estadounidense entre los días 11 y 14 de septiembre. El resto de las medidas consistirán en una interpretación flexible de las normas actuales: Bruselas analizará con benevolencia los acuerdos de "código compartido", para permitir que las compañías compartan capacidades y así mantener un amplio abanico de horarios. Además, las aerolíneas no perderán, en la próxima temporada de verano, los derechos de vuelo (slots) que no hayan utilizado un mínimo del 80 por ciento de las ocasiones, aunque mientras no usen estas franjas podrán usarlas otras aerolíneas. En cuanto a las nuevas medidas de seguridad, De Palacio manifestó que su coste "debe ser asumido por las autoridades públicas. Las medidas se extenderán también a países terceros y, la primera prueba de ello será la prohibición de que vuelen hacia la UE aviones sin un nivel de aseguramiento adecuado a los nuevos riesgos. Las medidas enumeradas por la comisaria se refieren aun mayor control de acceso a las zonas sensibles de los pasajeros y los aviones, control de pasajeros y de su equipaje de mano, de modo que un mínimo del 10 por ciento de los bolsos serán examinados a mano, además de en rayos X, y los operarios encargados de las pantallas rotarán cada 20 minutos. También afectará al control de las mercancías y el correo, formación del personal de tierra, especificación de equipamientos para realizar los controles y clasificación de las armas prohibidas a bordo de los aviones y en las zonas sensibles de los aeropuertos. Por último, la Comisión Europea adoptó hoy un conjunto de propuestas para crear un cielo único europeo en 2004, después de que España y Reino Unido hayan llegado a un principio de acuerdo para suspender su aplicación en el aeropuerto de Gibraltar. La comisaria explicó que el proyecto permitirá una mejor gestión del espacio aéreo europeo, una reducción de los tiempos de vuelo de entre el 5 y el 6 por ciento y una reducción del 5 por ciento de las emisiones. El cielo único, aseguró, implicará además mayor seguridad, por la armonización de los procedimientos de control aéreo entre los Quince, una cooperación más eficaz entre países y un uso flexible del espacio aéreo civil y militar. Las propuestas de la Comisión tendrán que ser aprobadas ahora por el Consejo de Ministros de la UE. Estas son las principales medidas propuestas por la Comisión Europea para reforzar la seguridad del transporte aéreo frente a actos intencionados. Deberán ser aprobadas por el Consejo de Ministros de Transportes de la UE, que las analizará el 15 de octubre. Bruselas considera que su coste debe ser asumido por los poderes públicos: --Control de acceso a las zonas sensibles de los aeropuertos y los aviones, incluyendo las áreas públicas cercanas a una zona de movimiento de aviones (terrazas, aparcamientos...). Vigilancia con personal de seguridad de las zonas públicas y los terminales de pasajeros. Tarjetas de identificación para los trabajadores y visitantes habituales, que deberán llevar siempre a la vista, incluyendo especificaciones (por ejemplo, con colores), de las zonas a las que tienen acceso. Protección y vigilancia de las áreas de mantenimiento e instalaciones de electricidad, torres de control y edificios de comunicaciones, con especial atención a prevenir sabotaje del aprovisionamiento de combustible y comunicaciones. Control de seguridad de los aviones antes del despegue, para evitar la presencia de dispositivos peligrosos. PASAJEROS: Seguimiento especial de los pasajeros que pierdan el vuelo tras descender para una escala. Su equipaje, facturado o de mano, no deberá ser transportado. Control de seguridad de todos los pasajeros y su equipaje de mano antes del embarque. El control podrá ser manual o mediante dispositivos de detección de metales. Pasado el punto de control, los pasajeros no deben poder mezclarse con los que lleguen de otros vuelos, especialmente si proceden de aeropuertos donde no rijan estos estándares de seguridad. Estos deberán pasar un control antes de tomar otro vuelo. En caso de control del equipaje de mano con rayos X, el trabajador deberá asegurarse de que no hay objetos sospechosos. Además, al menos un 10 por ciento deberá inspeccionarse también a mano. Cada empleado no podrá permanecer más de 20 minutos con la vista en la pantalla, y deberá esperar al menos 40 antes de regresar. EQUIPAJE FACTURADO: Protección del equipaje facturado, para impedir su manipulación entre el punto de facturación y el avión. Control del equipaje por rayos X, otros medios técnicos o manuales para asegurar que no contiene dispositivos explosivos. Advertencia a los pasajeros de que su equipaje puede no ser transportado si contiene aparatos eléctricos o electrónicos no declarados. Las compañías podrán pedir a los pasajeros que declaren la propiedad y contenidos de su equipaje. Control del equipaje en tránsito que no haya pasado por estas medidas de seguridad en su punto de origen. Las aerolíneas sólo deberán aceptar equipaje facturado con la correcta identificación, confirmación de que su propietario viajará en el vuelo y asegurándose de que ha estado en un área restringida del aeropuerto. Control de las mercancías, correo y paquetes express. Control del personal diplomático y otras personas con privilegios, y sus equipajes. Se exceptúan las "valijas diplomáticas", así como jefes de Estado, invitados oficiales del Gobierno y personas autorizadas con escolta armada. Medidas para asegurar que no se introducen dispositivos peligrosos en el avión a través del catering (servicios de comida a bordo). PERSONAL: El personal encargado de tareas de seguridad deberá pasar pruebas previas y cumplir requisitos de forma física y mental. Formación adecuada de todo el personal de tierra. Alta sensibilidad de los detectores de metal, ferroso y no ferroso. Propuesta de clasificación de armas y otros objetos peligrosos para su prohibición en la cabina de los aviones y zonas sensibles de los aeropuertos: armas de fuego, cuchillos e instrumentos cortantes (incluyendo cuchillas, navajas e instrumentos profesionales), bates de béisbol y similares, gas, armas falsas o de juguete y objetos punzantes. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.