El presidente de Baleares asegura al sector turístico que no hay motivos de alarma por la incertidumbre mundial

El presidente del Gobierno de Baleares, Francesc Antich, ha asegurado a los hoteleros que no hay motivos de alarma debido a la situación de conflicto internacional "aunque sí los hay para estar vigilantes". El presidente del Ejecutivo ha hecho estas declaraciones tras la reunión que ha mantenido en la tarde de ayer con representantes del sector en la islas, a los que ha propuesto "unificar esfuerzos y energías" para que el clima de incertidumbre no afecte a sus negocios.

El presidente del Gobierno de Baleares, Francesc Antich, ha asegurado a los hoteleros que no hay motivos de alarma debido a la situación de conflicto internacional "aunque sí los hay para estar vigilantes". El presidente del Ejecutivo ha hecho estas declaraciones tras la reunión que ha mantenido en la tarde de ayer con representantes del sector en la islas, a los que ha propuesto "unificar esfuerzos y energías" para que el clima de incertidumbre no afecte a sus negocios. En este sentido, Antich anunció la voluntad de crear un foro con el sector "para concretar actuaciones conjuntas y para analizar los hechos que se vayan produciendo" y abogó por huir "de la guerra de cifras" que han manejado en los últimos días tanto la Administración como los propios hoteleros. El presidente balear reconoció que las compañías aéreas están en una situación delicada y apuntó que "habrá que estar atentos a los posibles cambios de frecuencias que se puedan producir" y la forma en que estos afectarán a los ciudadanos de Baleares. El encuentro entre el presidente de la comunidad y los hoteleros se produce un día después de que el propio Antich anunciara que su gabinete se está replanteando modificar el calendario de aplicación de la polémica ecotasa si se mantiene la crisis turística. "Si hay una causa extraordinaria que creara un problema a los hoteleros de las Islas y, por tanto, a la principal industria de las islas, nos replantearemos el impuesto turístico". Este impuesto ha sido causa del actual distanciamiento entre el gobierno autonómico y los hoteleros de las islas, que se oponen rotundamente a dicha ecotasa, oposición que ha hecho suya el Gobierno central español. Fuentes del Ejecutivo balear matizaron que la intención del pacto de progreso es mantener el impuesto, por el que se cobraría un euro diario a todos los turistas que pernocten en los hoteles de Baleares, pero que el replanteamiento está supeditado a lo que ocurra en las próximas semanas o meses. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.