Los fondos europeos de inversión buscan proyectos de viviendas y de hoteles para entrar en España

Los responsables de inversión inmobiliaria de Morgan Stanley, Schroeder Salomon Smith Barney, Lehman Brothers, Deutsche Bank, Apollo y Curzon coincidieron ayer en afirmar que buscan proyectos para invertir en España, sobre todo en el sector residencial turístico y hotelero y en menor medida en proyectos industriales y logísticos, pero señalaron que el gran problema es encontrar socios locales, promotores que identifiquen proyectos que puedan ser rentables y los lideren. Los inversores, que debatieron las oportunidades de inversión en España en el salón Barcelona Meeting Point, destacaron que para los promotores locales, por su parte, su apoyo financiero puede ser una buena alternativa a la financiación bursátil.

Los responsables de inversión inmobiliaria de Morgan Stanley, Schroeder Salomon Smith Barney, Lehman Brothers, Deutsche Bank, Apollo y Curzon coincidieron ayer en afirmar que buscan proyectos para invertir en España, sobre todo en el sector residencial turístico y hotelero y en menor medida en proyectos industriales y logísticos, pero señalaron que el gran problema es encontrar socios locales, promotores que identifiquen proyectos que puedan ser rentables y los lideren. Los inversores, que debatieron las oportunidades de inversión en España en el salón Barcelona Meeting Point, destacaron que para los promotores locales, por su parte, su apoyo financiero puede ser una buena alternativa a la financiación bursátil. William Benjamin, director para Europa del fondo estadounidense Apollo Real Estate, señaló que su grupo busca en España proyectos que den un rendimiento mínimo anual del 12% con una inversión mínima de 3.000 millones de pesetas y consideró que la gran capacidad financiera de estos grupos les hace especialemente adecuados como socios de grandes proyectos urbanísticos como Canary Wharf en Londres o La Defense en París. Tim Morris, responsable de inversión de Morgan Stanley, elevó el rendimiento mínimo que buscan como inversores institucionales al 16% y la inversión mínima a unos 3.800 millones, con una participación de alrededor del 40% en el proyecto. Morris consideró que los proyectos relacionados con hoteles y viviendas turísticas ofrecen las mejores oportunidades, sobre todo después de los ataques del 11 de septiembre "que potenciarán el atractivo turístico de España por problemas de seguridad en otros países competidores". Derek Butler, presidente de Curzon Global Partners, señaló que la inversión en oficinas en Madrid y Barcelona ha dejado de ser atractiva porque ofrece rentabilidades del orden del 5%, mientras que apostó por proyectos logísticos y de naves industriales en los que un inversor internacional, aseguró, ayuda a encontrar empresas usuarias en sus países de origen. Roger Barris, director de Valores Hipotecarios del Deutsche Bank, consideró clave, antes que el precio, que haya grandes posibilidades de cerrarla. "Lo más caro es poner a gente a estudiar el proyecto y su rentabilidad y que luego no prospere", aseguró. (Rosa Salvador, diario La Vanguardia, 19/10/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.