Croacia no quiere la «balearización» de su turismo

Croacia no quiere repetir errores y evitará la «balearización» de sus principales polos de atracción turística, según confirmó ayer la ministra de Turismo de ese país, Pave Zupan Ruskovic, quien participó ayer en el ciclo de conferencias "Futurisme", además de visitar diversos hoteles de la Isla y la Escola d'Hoteleria de la UIB.

Croacia no quiere repetir errores y evitará la «balearización» de sus principales polos de atracción turística, según confirmó ayer la ministra de Turismo de ese país, Pave Zupan Ruskovic, quien participó ayer en el ciclo de conferencias "Futurisme", además de visitar diversos hoteles de la Isla y la Escola d'Hoteleria de la UIB. Zupan Ruskovic aseguró ayer que en Mallorca se ha «construido demasiado», siendo partidaria de frenar la extensión del cemento en las Islas y apostar por «la calidad del turismo frente a la cantidad». Croacia vivió la primera guerra de la extinta Yugoslavia y con ella la actividad turística quedó «frenada» en seco, tras lo cual el planteamiento es mejorar su turismo de calidad, potenciando los productos de turismo cultural e histórico y evitar el «error del turismo de masas». Croacia espera recibir este año 8 millones de visitantes, un millón más que el año pasado, provenientes, por este orden, de Alemania, Italia, Eslovenia, la república Checa y Austria. Respecto a los españoles que visitan Croacia, indicó que «más que disfrutar del mar prefieren visitar el país» y que su costumbre es recorrer las ciudades en autobús. En cuanto al proceso de privatización iniciado en su país en 2000, Pave Zupan señaló que quedan 250 hoteles de titularidad estatal y que el objetivo es privatizarlos y que los nuevos propietarios inviertan en su remodelación. Resaltó así el interés de empresarios españoles en invertir en el sector turístico de Croacia y precisó que «por suerte nos queda mucho espacio verde para construir hoteles y campos de golf». Al respecto puntualizó que «no vamos a permitir edificar demasiado, como ha ocurrido en España, porque nuestro medioambiente y la ausencia de polución atmosférica es la base de nuestro atractivo turístico». Croacia ha disminuido, desde el comienzo de la guerra, un 35 por ciento su capacidad hotelera y cuenta en la actualidad con 100.000 plazas hoteleras, 200.000 en camping y 300.000 en casas particulares. «Queremos mejorar nuestra capacidad hotelera y nuestro objetivo es, después de renovar los establecimientos existentes, incentivar la construcción de pequeños hoteles y aumentar la planta en unas 40.000 camas», dijo. En la actualidad, las cadenas Sol Meliá, con siete hoteles, e Inhova, con tres, son las principales inversoras españolas en Croacia. Inhova, a su vez, empezará a gestionar los hoteles con la marga Iberostar desde 2002. Sobre la influencia de la situación internacional en el turismo de su país la ministra croata indicó que el uno por ciento que representan los norteamericanos en el total de visitantes que recibió Croacia el año pasado podría reducirse en 2002. La ministra, que expresó su sorpresa por la invitación del conseller de Turismo Celestí Alomar a pronunciar una conferencia sobre Croacia como destino turístico en el contexto internacional, consideró interesante el intercambio de ideas y experiencias y la ayuda mutua entre Croacia y Baleares como regiones mediterráneas. (Diario El Mundo-El Día de Baleares, 19/10/01) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.