G. Bretaña: El Gobierno británico cree que la campaña promocional lanzada este año ayudará a recuperar al turismo de la crisis iniciada en 2001

El Gobierno británico cree que la campaña promocional puesta en marcha en la temporada estival 2002 y en la que se han invertido 70,65 millones de euros (45 millones de libras), está empezando a ofrecer dividendos y ayudará al turismo británico a recuperarse de la crisis iniciada en 2001, provocada por los atentados terroristas del 11 de septiembre y la epidemia de vacas locas'.

El Gobierno británico cree que la campaña promocional puesta en marcha en la temporada estival 2002 y en la que se han invertido 70,65 millones de euros (45 millones de libras), está empezando a ofrecer dividendos y ayudará al turismo británico a recuperarse de la crisis iniciada en 2001, provocada por los atentados terroristas del 11 de septiembre y la epidemia de vacas locas'. Según informó la secretaria de Estado de Cultura, Comunicación y Deportes, Tessa Jowell, las más de 400.000 visitas a la página 'www.onlyinbritain.com' y las llamadas a los teléfonos de información reflejan la buena acogida de la campaña internacional 'Sólo en Gran Bretaña. Sólo en 2002', iniciada en mayo y cofinanciada por el Gobierno británico y el sector privado turístico. La campaña promocional, que lanzó la imagen de Gran Bretaña como destino, incluye ofertas especiales mensuales, que han suscrito unas 25.000 personas; mientras que otras 40.000, consultaron las propuestas en Internet. Si la campaña cumple sus objetivos totalmente, debería atraer un millón de visitantes adicionales a Gran Bretaña y generar 785 millones de euros (500 millones de libras). No obstante, Jowell considera que, atendiendo a la evolución de la campaña en Escocia y Gales, es "improbable" que este año se alcance el número de visitantes de 2000, a pesar de que se está recibiendo un apoyo "sin precedentes" por parte de las empresas del sector. Gran Bretaña recibió 22,8 millones de turistas en 2001, un 9 por ciento menos que en 2000, que gastaron 17.741 millones de euros (11.300 millones de libras), lo que supuso un descenso del 12 por ciento. "Estoy satisfecha con los primeros signos de éxito de la campaña, aunque aún es muy pronto para saber si funcionará totalmente bien. Además, estamos muy contentos por la colaboracion entre el Gobierno, las organizaciones y las empresas turísticas. Espero que podamos mantener estas relaciones en el futuro", dijo Jowell. Desde el primer anuncio televisivo de mayo de 2002, en el que el primer ministro británico, Tony Blair, daba la bienvenida a los turistas, "millones de personas han podido ver la campaña en los principales mercados como Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Holanda, Bélgica y Holanda". La Autoridad Británica de Turismo (BTA) insiste, sin embargo, que hasta que no se conozcan los datos sobre turismo a finales de 2002 no se podrá conocer el impacto de la campaña. Sin embargo, hace hincapié en el apoyo del sector, que ha aportado 39,25 millones de euros (25 millones de libras, en efectivo y colaboraciones) a la campaña y que se suman a los 31,4 millones de euros (20 millones de libras) del Gobierno. La BTA Indica que el impacto ha sido vivido ya por la compañía de cruceros P&O con resultados "impresionantes". Así, atribuyen a los efectos de la campaña el 11,7 por ciento de las reservas de alemanes, franceses y holandeses, con una especial respuesta de los turistas alemanes a los anuncios de televisión. Las pequeñas y medianas empresas turísticas han lanzado al mercado unas 3.000 ofertas especiales para turistas extranjeros, aunque aún no se ha especificado cuáles han sido los resultados económicos. Además, la imagen de Gran Bretaña ha sido promocianada a través de 131 cadenas de televión y radio y en 200 artículos de prensa, que se suman al programa de marketing director en los siete principales mercados. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.