Diario 5760 07.12.2019 | 17:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Acaba de abrir CoolRooms Atocha, nuevo concepto de hotel de lujo

CoolRooms invierte 24 M € en su primer hotel en Madrid

El establecimiento propone a sus huéspedes gran variedad de experiencias 23 octubre, 2018
  • El nuevo hotel, llamado a ser “referente de lo que CoolRooms puede hacer”, se caracteriza por la amplitud de sus habitaciones y su diseño
  • Sus dos Coolsuites rinden homenaje a la energía artística de la capital inspirándose en el estudio de un fotógrafo y el taller de un pintor
  • CoolRooms Atocha ofrece experiencias diferentes, como recorridos en Harley Davidson por la Comunidad o programas VIP para las ferias

CoolRooms acaba de abrir su primer hotel en Madrid, CoolRooms Atocha, tras una inversión de 24 millones de euros, de los que 14 millones se han destinado a la compra del edificio, ocho millones a las obras de remodelación y los dos millones restantes a equipamiento, según ha detallado su directivo, Miguel Ardid. La cadena, que ha nacido este año, dispone de otro establecimiento de similares características en Barcelona, aunque éste de Madrid está llamado a convertirse en “referente de lo que CoolRooms puede hacer”.

CoolRooms Atocha es, como ha explicado Miguel Ardid, “un concepto diferente donde priorizamos el tamaño de las habitaciones y cuartos de baño, único en Madrid. Nos adaptamos a los espacios que los edificios nos dan, por eso cada estancia es diferente”. El resultado: un nuevo concepto de hotel de lujo con 35 amplísimas habitaciones de entre 34 y 104 metros cuadrados repartidas en seis categorías, en un edificio rehabilitado de 1852 en pleno corazón del Barrio de Las Letras.

Entre ellas destacan dos Coolsuites con su propia terraza privada con jacuzzi exterior, que rinden homenaje a la energía artística de la capital. Así, la primera reproduce la suite-estudio de un fotógrafo, con cámaras antiguas, una pequeña biblioteca de fotografía y dos miradores a los tejados y cúpulas del cielo madrileño; mientras que la segunda recrea los talleres de los grandes artistas y es una invitación a tomar los pinceles y pinturas disponibles en ella y plasmar una visión de lo que les rodea.

El hotel dispone de 35 amplísimas habitaciones, con superficie de entre 34 y 104 metros cuadrados.

Pueden empezar por la entrada, donde la figura del dios Hermes alude al éxito y triunfo de su antiguo propietario, alto funcionario del Ministerio de Ultramar y caballero de la Orden de Carlos III; y su paso de carruajes, con techos de siete metros de altura, que conduce en línea recta a un jardín secreto con una alberca.

El proyecto de rehabilitación ha estado en manos del estudio de arquitectura Antana, con el interiorismo de Proyecto Singular y el luminario de María Covarrubias, para dar como resultado “un alojamiento con alma, de autor”.

La gastronomía de su restaurante-terraza y su bar de pinchos ‘El 34’ corre a cargo de Joseba Guijarro, chef con una Estrella Michelin, que ofrece la cocina de la abuela en versión contemporánea y su experiencia al frente de su restaurante Casa Lita de Santander; con Aritz Alfageme como maestro de ceremonias de la coctelería premium en su Lounge Bar.

Experiencias

Pero ahí no acaba todo, ya que CoolRooms Atocha propone a sus huéspedes gran variedad de experiencias, como recorridos en Harley Davidson por la Comunidad de Madrid, cursos de fotografía en sus lugares más fotogénicos, sesiones de yoga y mindfulness en el jardín del hotel e incluso programas VIP en Arco, el Madrid Open de tenis o la Mercedes Benz Fashion Week.

Presencia en Barcelona

La cadena inició su andadura con CoolRooms Paseo de Gracia, según ha señalado Ardid, “con una localización inmejorable en Barcelona”, pero que abandonó “por motivos de licencia, ya que era más un concepto de apartamentos turísticos que de hotel, y los hoteles son lo que queremos y sabemos hacer”.

CoolRooms Atocha plasma un concepto hotelero diferente donde se prioriza el tamaño de las habitaciones y cuartos de baño, único en Madrid.

Por ello acaban de abrir CoolRooms Maldá, en el Barrio Gótico, sobre las clásicas galerías del mismo nombre: “Hemos reconvertido la Pensión Maldá en ‘tu espacio’ dentro de la ciudad, donde el cliente se sentirá como en casa, sólo que con mucho más servicio. De hecho hemos perdido número de habitaciones para distribuir más holgadamente todos sus rincones”.

El crecimiento no se detiene ahí ya que, como avanza el directivo, “ahora mismo estamos cerrando varios proyectos en España antes de poder dar el salto al extranjero. Tenemos que ser cuidadosos con qué propiedades incorporamos a CoolRooms”.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.