Entrevista con el vicepresidente de desarrollo de Wyndham Hotel Group para América Latina

Luis Mirabelli: “En el interior de Argentina hay lugar para oferta buena y nueva”

Entrevista/ Wyndham Hotel Group abrió en Latinoamérica su propiedad número 150, superando las 17.000 habitaciones, y en los próximos tres años inaugurarán más de 100 hoteles que están en proceso de conversión. Luis Mirabelli, vicepresidente de Desarrollo para América Latina, destacó las oportunidades que hay en la región y puntualmente en Argentina.

En diálogo con HOSTELTUR noticias de turismo, aseguró que en la cadena “tenemos apetito de abrir una propiedad importante en Buenos Aires”, y resaltó que el interior del país debería ser explotado ya que “la cantidad de cuartos que hay para el tamaño de mercado todavía puede seguir creciendo”.

Al finalizar el año, Wyndham Hotel Group contará con 47 nuevas propiedades en Latinoamérica.

¿Qué lugar ocupa Latinoamérica para Wyndham Hotel Group?

Nosotros tenemos en América Latina 150 propiedades abiertas con once marcas, de las 16 que tiene el grupo. Tenemos en el pipeline más de 100 propiedades que están en proceso de conversión o que van a estar abriendo en los próximos tres años. La región en general sigue teniendo los mismos fundamentos que cuando armamos el plan estratégico de focalizarnos en cuatro mercados, y ahora estamos agregando Caribe como un mercado completo. En Wyndham vemos un futuro brillante en Latinoamérica, prácticamente en todos los mercados. Nos estamos estructurando, hoy estamos entre los tres o cuatro grupos hoteleros internacionales y tratamos de sumar grupos locales que nos permitan dar ese toque de estructura y recursos a través de marcas establecidas y eso a nosotros nos ayuda a ganar penetración en mercados donde estamos recién desarrollándonos.

¿Dónde están las oportunidades en la región?

México está a la cabeza básicamente por el tamaño y el momento macroeconómico; Brasil tiene el tamaño y está pasando hoy por una mala coyuntura pero es un mercado en el que tenemos una estrategia muy agresiva para posicionarnos como líderes en el segmento medio. Estamos haciendo mucho trabajo con propiedades de tiempo compartido y la marca Wyndham, que es una fórmula que nos está generando mucha atención, ya tenemos nuestro primer Wyndham abierto en Maceio y estamos trabajando en otras dos o tres proyectos más.

Whyndham Hotel Group es una compañía norteamericana ¿qué expectativa les genera el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba?

Nosotros como compañía hoy no podemos ir a Cuba, pero lo tenemos como plan. Hay compañías europeas y canadienses que ya están explotando esa nueva onda de Cuba, para nosotros va a ser un mercadaso. Hoy el mercado más grande del Caribe es República Dominicana: Punta Cana recibe cinco millones de turistas que es lo mismo que recibe toda la Argentina, y estamos hablando de una isla. Cuba debería tener el doble de potencial, pero hay que establecer rutas aéreas y la infraestructura es un tema. Eso va a llevar tiempo, pero están a 90 millas del mercado más importante, que es Estados Unidos, y tienen las mejores playas de todo el Caribe. Ese va a ser un terreno de batalla de todos los hoteleros.

¿Qué ocurre con el mercado argentino?

Mercados como Argentina o Brasil tienen un tamaño suficiente desde el punto de vista del usuario local que tiene que ser el 50% del cliente y después hay fundamentos desde el punto de vista de las locaciones. Argentina tiene infinidad de alternativas: tenés montaña, petróleo, Cataratas, playa, ciudades grandes, y no está explotado para nada el interior. Hay lugar para oferta buena y nueva. Solo del lado de conversiones hay grandes oportunidades. Nosotros tenemos mucha presencia a través de Howard Johnson pero hay otras 15 marcas que pretendemos desarrollar. Tenemos apetito por tener una propiedad importante en un mercado como Buenos Aires. Estamos trabajando en varios proyectos en el segmento medio que tiene muchísima oportunidad porque son independientes y se verían muy beneficiados con la estructura de un grupo hotelero flexible, pero que además les da canal de distribución, presencia en las principales OTA, fuerza para negociar mejores costos, acceso a un programa de lealtad como Wyhndham Rewards, estándares y brand equity, lo cual es importante porque hoy el cliente global mira mucho la marca.

Luis Mirabelli.Luis Mirabelli.

¿Cuál es la estrategia que sigue el grupo hotelero para entrar en un mercado?

Lo primero que vemos es que estén dados los fundamentos para hacer conversiones o nuevas propiedades. Buscamos a alguien que esté decidido a usar nuestras marcas y que esté dispuesto a adaptarse a nuestros estándares de operación, aunque también nos adaptamos a los usos, costumbres y necesidades locales, sin perder por eso la esencia. Nuestra entrada a los mercados tiene que ver con relacionarnos con quienes desarrollan u operan hoteles, esos son nuestros primeros clientes; también tenemos clientes individuales que tienen su hotel y quieren una marca, pero en general tendemos a hacer alianzas de largo plazo con gente que conoce el mercado y ya tiene un portafolio de operación. Ellos nos dan una entrada más franca porque el operador local conoce y ya tiene desarrollada la red de distribución.

¿Cómo está viendo la hotelería en Argentina?

Hay que ver la situación particular de cada hotel, dependiendo de donde está ubicado, cómo está con respecto al set competitivo, cuántos años tiene, cuándo fue la última renovación que hizo, qué están haciendo para mejorar su posicionamiento. Hoy la hotelería es un negocio que se juega fundamentalmente del lado de la venta, de los ingresos, después se juega del lado de los costos, es decir cuán eficiente sos para hacer el trabajo de abrir un cuarto y hacer que entre el próximo pasajero. Creo que la hotelería tiene varios desafíos. Desde el lado de los ingresos la situación en Argentina ahora tiende a acomodarse un poquito, las ocupaciones no son tan horribles como lo fueron en otros momentos. Si bien hay mucha más oferta en el mercado creo que se ha acomodado.

Las asociaciones de hoteles aseguran que la rentabilidad pende de un hilo

El negocio está con un techo por la situación del dólar. Lo que hay es un incremento en los costos en pesos que no acompaña ese crecimiento del ingreso, entonces la situación se complica. ¿Dónde se complica más? en los hoteles full service. Cuanta más estructura de personal tenés, menos flexibilidad hay para achicar porque estas vendiendo un producto que tiene un montón de servicios y te lo pagan por eso. Puedo entender a los hoteleros argentinos que dicen que la situación está complicada, pero creo que deben estar complicados los full service más que los económicos. Es algo coyuntural, todos estamos apostando a que mejore en el mediano plazo, porque la cantidad de cuartos que hay para el tamaño de mercado todavía puede seguir creciendo, pero entendiendo que el crecimiento está en todos los segmentos,

Pero para crecer hace falta financiación y en la región ese es un punto complicado

Si te vas de Buenos Aires la hotelería en el interior tiene mínimo 30 años y no tiene malos precios porque hay poca oferta, hay mucho por hacer. Creo que Latinoamérica en general no tiene grandes estructuras de financiación de la hotelería. México es la excepción con las FIBRAS (Fideicomiso de Inversión en Bienes Raíces), que le dieron dinámica al mercado y permiten que hoy haya una reconversión de hoteles viejos. Eso acá no existe, se hacen o con dinero propio o ahora está apareciendo la condohotelería como una alternativa de financiación, pero falta mucho. En Brasil el 99% de los 30 hoteles que tenemos son condohoteles y son un desafío porque tenés al que lo desarrolla, el que vende, el que administra, la marca y al final al dueño de la habitación. Son estructuras complejas que tienen que estar bien armadas para que todos estén contentos. Creemos que nosotros tenemos un camino para recorrer en eso, pero también tiene que haber un desarrollo de esas estructuras financieras para poder cubrir el potencial que hay en el mercado. Y por supuesto hacen falta reglas claras para que esto se produzca, sino las oportunidades son muy puntuales, son de nicho, son informales porque los hoteles que funcionan a veces están obligados a trabajar en la informalidad para poder sobrevivir.

¿Cómo ve el avance de compañías que alquilan casas o habitaciones?

Son una competencia pero yo creo que los hoteles todavía tienen un nivel de formalización que es lo que busca el negocio corporativo. Por ejemplo, nosotros cuando viajamos a otro lado tenemos requerimientos, no podemos ir a cualquier hotel y si vamos en grupo necesitamos cinco habitaciones en el mismo lugar. Eso la hotelería informal no lo puede cumplir.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.