Consecuencias del devastador fuego

El incendio de Ibiza obliga a desalojar a 700 turistas

Los hoteleros aseguran que no se han cancelado reservas

El incendio en la sierra de Morna, en el municipio ibicenco de Sant Joan de Llabritja, va camino de convertirse en un una catástrofe ecológica. Las llamas, que ya han arrasado unas 2000 hectáreas de masa forestal y se han extendido más de seis kilómetros, han obligado a desalojar a unas mil personas, entre ellas 700 turistas que estaban alojados en el Hotel Paradise Beach.

Un bombero realizando labores de extinción.Un bombero realizando labores de extinción.


Según fuentes del establecimiento hotelero, los 700 clientes han sido trasladados a otros tres establecimientos que la cadena Estela Polaris tiene en el puerto de Sant Miquel, dentro del municipio de Sant Joan de Llabritja, donde se originó el incendio.

El incendio comenzó el miércoles.El incendio comenzó el miércoles.

Recordamos que el fatal fuego comenzó el miércoles como consecuencia del uso imprudente de un ahumador para dispersar abejas por parte de un apicultor y, todavía, no ha sido sofocado.

El incendio de Ibiza es el peor de los ocurridos en las Pitiusas.El incendio de Ibiza es el peor de los ocurridos en las Pitiusas.

Además de estos 700 turistas también se han desalojado a centenares de personas, entre ellos 250 vecinos de las zonas afectadas y 140 niños del Colegio Público de Sant Joan de Llabritja.

El incendio comenzó el miércoles.El incendio comenzó el miércoles.

No se han cacelado reservas

Por su parte, desde la Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera (FEHIB) aseguran que la isla no ha experimentado ninguna cancelación en sus reservas a consecuencia del incendio. Además, insisten en que no es necesario crear "alarmismo" con esta materia puesto que está garantizada la seguridad de todos los turistas y residentes.

El presidente de la entidad, Juanjo Riera, ha admitido que el incendio es "preocupante", si bien ha subrayado que no se deben "hacer catastrofismos" porque la isla vive del turismo.

Además, Riera ha confiado en que "lleguen más efectivos" para que el fuego pueda ser controlado cuanto antes. Según ha reiterado, es necesario "no crear alarma y trabajar para que no haya ninguna desgracia personal".

Desastre brutal

El presidente del Govern en funciones, Francesc Antich, ha calificado el suceso de "desastre ambiental brutal", si bien ha asegurado que "se está haciendo todo lo posible" para frenar la propagación del fuego, algo muy complicado debido al rápido avance de las llamas atizadas por el viento.

En declaraciones a la prensa en Ibiza, Antich ha lamentado que el incendio haya arrasado una extensión importante de paraje natural, "una de las riquezas más grandes de esta tierra".

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.