Mario Quero, director general de Trasmediterránea

Las líneas estratégicas de una naviera líder

Entrevista/ Una vez descartada por Acciona la venta de Trasmediterránea, la compañía aspira a consolidarse como empresa líder del transporte marítimo regular de pasajeros. Al cierre de 2015, prevé alcanzar una facturación de 440 M €, gracias a la mejora de ingresos y costes operativos, siguiendo un plan de eficiencia.

¿Qué balance hace de este primer año de su gestión como director general? ¿Qué cambios está haciendo en eficiencia operacional de la flota y de producto?

El balance es muy positivo a pesar de los costes en los que la compañía ha tenido que incurrir en el último año para mejorar su flota y procesos de operación. La principal partida de costes ha sido la reactivación y adecuación de los buques que quedaron inactivos como consecuencia de la pérdida de tráfico durante la crisis a principios del año 2008. El mayor reto alcanzado en 2015 ha sido la reducción total de los costes de inactividad y la adecuación de esa flota para su comercialización en otros mercados. Además se ha ampliado la capacidad de acomodación de los buques para la mejora de su capacidad de comercialización y servicio a bordo.

Mario Quero presenta un balance positivo al concluir su primer año de gestión.Mario Quero presenta un balance positivo al concluir su primer año de gestión.

¿Qué previsión de resultados tienen para el año 2015?

El volumen de facturación de Trasmediterránea se sitúa en el entorno de los 440 millones de euros, lo que la posiciona como la naviera líder dentro del sector de líneas regulares de pasaje y carga. Cerraremos 2015 con un crecimiento del EBITDA en torno al 39%.

¿A qué atribuyen tales resultados?

Principalmente a la mejora de los ingresos y de los costes operativos. Trasmediterránea viene trabajando desde el año 2014 en un plan de mejora de los procesos operativos y al rediseño de su plan de flota para la optimización y reducción de los costes de inactividad. El efecto de la reducción del precio del combustible que se ha venido experimentando durante el año 2015, se ha visto muy diluido como consecuencia de las políticas de aseguramiento de los precios de aprovisionamiento de combustible que se llevaron a cabo a finales del año 2014.

¿Qué tráfico han alcanzado este año en rutas nacionales e internacionales? ¿Qué peso tiene el transporte de pasajeros?

La compañía prevé cerrar 2015 con un total de 2,5 millones de pasajeros transportados, de los cuales aproximadamente el 62% corresponde a tráficos en líneas nacionales y el 38% a tráficos internacionales. La actividad de pasaje representa el 36% del total de ingresos de la compañía. La actividad de consignación y handling de cruceros representa una porción muy pequeña de nuestro volumen de negocio pero muy sinérgica al aumentar la productividad de nuestros recursos de uso corriente en las terminales. Tenemos previsto terminar el año con un tráfico de alrededor de 360.000 cruceristas.

¿Qué resultados han obtenido del acuerdo de intermodalidad bus+barco, qué porcentaje de sus pasajeros los utiliza?

Tenemos acuerdos para fomentar la intermodalidad como herramienta que añade valor al transporte de pasajeros y potencia el uso del transporte marítimo. Concretamente, hemosexperimentado un crecimiento de un 26% en el número de pasajeros que utiliza la fórmula intermodal.

Nuevo plan de negocio

Una vez descartada la venta de Trasmediterránea, ¿cuál es el nuevo plan de negocio, objetivos y las principales líneas estratégicas?

La compañía aspira a consolidarse como empresa líder del transporte marítimo regular de pasajeros y mercancías y referente de excelencia en la gestión de sus activos (conocimiento/buques/terminales) de forma sostenible, anticipándose a las tendencias del entorno y siendo responsable con el entorno en el que interactúa -clientes, medioambiente, accionistas y empleados-. Las principales líneas estratégicas son la mejora de la eficiencia de sus activos, de los procesos y servicios al cliente y la innovación.

Un siglo de experiencia en el mar.Un siglo de experiencia en el mar.

¿Qué inversiones está haciendo Trasmediterránea en tecnologías móviles que mejoren la experiencia del pasajero?

Venimos trabajando en el uso de las nuevas tecnologías orientadas a los procesos de cliente y aplicaciones móviles específicas, la tarjeta de embarque digital, etc. En un mercado tan competitivo y ante las actuales oportunidades que ofrece la tecnología digital, se hace imprescindible un cambio de modelo en todos los procesos dirigidos al cliente. Esperamos contar con estas mejoras en el segundo trimestre del año 2016.

¿Qué iniciativas desarrollan en materia medioambiental?

Como empresa responsable con el entorno donde opera, hemos venido actuando en la mejora de los consumos a partir de la aplicación de pinturas autoalisantes que reducen la resistencia al avance de los buques, así como en la optimización de las velocidades de operación en cada una de las rutas. Para este año tenemos previsto llevar adelante un proyecto de transformación del sistema de propulsión de un buque que incluye la modificación del diámentro de hélice y de las formas del casco para mejorar su eficiencia y reducir el consumo. Adicionalmente estamos trabajando en proyectos que incluyen la adaptación de los motores propulsores y generadores al consumo de gas natural con la consiguiente reducción de la huella de carbono (CO2) y eliminación de emisiones de óxidos de nitrógeno y azufre a la atmósfera.

¿Qué nuevos proyectos tiene para este año 2016?

Dentro de la línea estratégica que busca mejorar los procesos y servicios al cliente, tenemos dos proyectos: la optimización de la página web de la compañía que mejorará la experiencia de compra y potenciará la venta directa y la migración hacia un modelo de servicios a bordo que amplíe el espacio dedicado a oferta, aumente el mix de productos y mejore el servicio de atención a nuestros clientes.

¿Cuáles son los principales retos y desafíos del sector?

Venimos observando cierta recuperación de tráficos de pasajeros y mercancías junto a una de los precios de combustible, lo que nos hace mirar el futuro con optimismo. Sin embargo, el sector marítimo es especialmente complejo. La alta competitividad, la volatilidad de los precios del combustible, la estacionalidad de los tráficos de pasajeros y los propios riesgos de la navegación conducen, en el largo plazo, a escasos márgenes operativos en relación al valor de las inversiones necesarias para su consecución.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.