España: El turismo requiere nuevos indicadores de precios

El diario económico español Expansión ha publicado recientemente un extenso artículo de opinión sobre la necesidad de crear nuevos indicadores de precios en el turismo español, elaborado por los expertos Oscar Perelli, director de Investigación y Estudios de Exceltur, y José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de dicha organización. HOSTELTUR DIARIO DIGITAL ofrece a sus lectores el artículo íntegro que fuera originalmente publicado por el colega Expansión.

El diario económico español Expansión ha publicado recientemente un extenso artículo de opinión sobre la necesidad de crear nuevos indicadores de precios en el turismo español, elaborado por los expertos Oscar Perelli, director de Investigación y Estudios de Exceltur, y José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de dicha organización. HOSTELTUR DIARIO DIGITAL ofrece a sus lectores el artículo íntegro que fuera originalmente publicado por el colega Expansión.La publicación durante los meses de verano del dato del IPC, incluido el último referido al mes de septiembre, no deja de reflejar un intenso crecimiento de los precios de los componentes incluidos en la mal definida rúbrica de turismo, empleada en la presentación del IPC por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las distintas conclusiones vertidas de esta información han situado al crecimiento de los precios turísticos como una de las causas del mantenimiento de la inflación española en niveles del 3,5% interanual, a la vez que uno de los factores que puede estar mermando su competitividad en la actual temporada. La magnitud de la subida de la rúbrica de turismo, estimada en un 6,1% interanual en el mes de septiembre, vuelve a sorprender tras la elevación del 6,2% de agosto, por cuanto no se percibe el efecto de la estrategia de ofertas y promociones que se han aplicado este verano para suplir la caída de la demanda de algunos de nuestros principales mercados exteriores, y que en mayor o menor medida todos los españoles hemos percibido en los medios de comunicación y/o en nuestros propios viajes. Esta lectura, sin embargo, debe evitar entrar en un debate subjetivo sobre si los precios de los servicios turísticos este año han aumentado o disminuido, sobre todo cuando no disponemos todavía de fuentes de contraste a los datos aportados por el INE. Frente a ello, se pone de nuevo en evidencia tanto la precariedad de metodologías y/o instrumentos adecuados para el análisis y seguimiento de la dinámica del turismo en España, como las limitaciones que actualmente presenta el IPC para medir la evolución de los precios de los servicios turísticos. La rubrica de turismo del IPC es equivoca y la repercusión en la evolución del IPC general de las ramas turísticas es muy reducida. El INE define actualmente como rúbrica de turismo aquella formada por tres ramas: restaurantes, bares y cafeterías; hoteles y otros alojamientos y viajes organizados. Como es fácilmente deducible, mientras las dos últimas tienen una relación directa con el gasto turístico de los españoles, el consumo en bares, cafeterías y restaurantes, lo realizamos en su mayor parte en nuestro entorno habitual y no solo durante los viajes turísticos, por lo que habría que ponderar esta circunstancia cuando hablamos de la evolución de los precios turísticos. Nos encontramos, sin embargo, con que es este último componente el principal de la rúbrica de turismo –representa el 83,1% de la misma, y el 10,6% de la evolución del IPC--, mientras el componente de hoteles y otros alojamientos y el de viajes organizados tienen una participación en el conjunto del IPC español del 0,65% y del 1,51%, respectivamente. La metodología actual de cálculo de los precios turísticos en el IPC general, requiere de un sustancial esfuerzo de mejora. Por definición, el turismo es un proceso difícil de seguir desde la perspectiva de los bienes y servicios que consumen las familias, por cuanto está sujeto a comportamientos estacionales. Si bien en verano son los hoteles, apartamentos y paquetes turísticos de costa, los que absorben la mayor parte del consumo, en invierno son los viajes de fin de semana, culturales y de turismo activo los que son objeto de nuestro gasto turístico. Esto se añade a unas políticas de precios finales que no siempre se corresponden con los que originalmente se muestran en los catálogos publicados a comienzo de temporada, debido a una adecuación dinámica de los mismos en función de los niveles de demanda de los distintos tipos de clientes, y la consecuente aplicación de ofertas que bajan sustancialmente los precios. El primer elemento requiere de cambios en las ponderaciones de los distintos productos turísticos que se recogen en el IPC y, el segundo, de más y mejor información y en tiempo real de las variaciones reales en los precios. Hasta el momento esta información -si bien deseada- no ha podido ser utilizada por el INE, por lo que en la actualidad dichas ponderaciones son, por un lado, fijas y, por otro, los precios se toman de catálogo con un limitado ejercicio de contraste con fuentes capaces de conocer la realidad de los precios finales, que en múltiples ocasiones difieren notablemente de los iniciales. En este ámbito, cabe destacar la sensibilidad y disposición del INE para mejorar la metodología de cálculo de los subsectores turísticos incluidos en el IPC, y su consecuente solicitud de colaboración a diversas asociaciones y empresas con objeto de poder incorporar toda la información necesaria para un cálculo más fiable de la evolución de los precios. Exceltur y sus empresas socios van a apoyar decididamente esta iniciativa para que el INE pueda recoger antes de final de año, con mayor precisión y realismo, la verdadera evolución de los precios de los componentes turísticos del IPC, y puedan evitarse conclusiones equivocas, como las que pudieran derivarse de los resultados de septiembre para la rama de hoteles y otros alojamientos (5,9% interanual), y de la rama de viajes organizados (7,3%). Es necesario un esfuerzo por generar nuevos indicadores que permitan la configuración de un sistema integral de inteligencia y conocimiento del turismo en España. Si bien, como antes hemos indicado, se hace urgente la correcta medición de la evolución de los precios de los productos turísticos consumidos por los españoles en el seno del IPC, este indicador no debe ser la referencia para poder valorar y analizar una de las variables clave que afectan a la competitividad turística, como son los precios. Cabe recordar que el IPC recoge para un extenso conjunto de productos, entre los cuales están los turísticos, solamente los precios de los productos demandados por los turistas españoles, mientras no podemos olvidar que el pasado año llegaron a nuestro país casi cincuenta millones de turistas extranjeros, de los cuales gran parte de ellos pagan un precio por paquete que no es recogido por los indicadores actuales. Para superar esta situación, desde Exceltur entendemos que se debe avanzar en tres líneas de trabajo que permitan un más profundo conocimiento y una mayor capacidad de análisis de las ramas que explican el 12,1% del PIB español. Son ellas: Extender la elaboración de otros indicadores de precios de oferta, como lo es el Índice de Precios Hoteleros, hacia el resto de ramas que componen la oferta turística española,: Transporte , Agencias de Viajes ,Actividades de Ocio turístico...etc.; producir con la periodicidad adecuada indicadores avanzados de competitividad ya empleados en otros sectores económicos, tales como los salarios nominales y reales, productividad aparente y costes laborales unitarios reales; y elaborar índices de precios hedónicos , que permiten eliminar de la evolución de los precios, aquellos componentes relacionados con la mejora en la calidad, elemento que explica y justifica el crecimiento que han sufrido los precios en algunos subsectores turísticos en España (especialmente el Hotelero) durante los últimos años. En resumen, resulta imprescindible que el principal sector de la economía española disponga de los mejores instrumentos para seguir una de sus variables clave como es la evolución de sus precios, y de esta manera avanzar en el necesario proceso de construcción de un mas completo e integral sistema de inteligencia y conocimiento del turismo, tal como se requiere ante un nuevo escenario turístico internacional cada día mas complejo y competitivo. (O.P./ J.L.Z., diario Expansión.) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.