Diario 5381 21.09.2018 | 00:01
Hosteltur: Noticias de turismo
Con el objetivo de reducir el déficit público

El Gobierno aprueba la reforma del Impuesto de Sociedades

3 octubre, 2016
  • La reforma recupera el sistema de pagos fraccionados que estableció en 2012 y se levantó este año
  • Montoro afirma que no se trata de una subida del tipo general del impuesto, sino de los pagos que se adelantan a cuenta
  • La medida que estará en vigor, como mínimo, este año y el que viene

El Consejo de Ministros aprobó ayer la reforma del Impuesto de Sociedades, que supone un incremento de los pagos fraccionados que las empresas adelantan a cuenta de dicho gravamen en los meses de abril, octubre y diciembre del periodo impositivo en curso. Establece un tipo mínimo del 23% frente al 12% actual para las compañías que facturen más de 10 millones de euros anuales y se eleva al 25% para las entidades de crédito y las empresas que explotan yacimientos de hidrocarburos.

El Gobierno en funciones pretende recaudar así 8.000 millones de euros y conseguir el objetivo de reducir el déficit público comprometido con Bruselas para 2016 fijado en el 4,6% del PIB.

La reforma recupera el sistema de pagos fraccionados que estableció en 2012 y se levantó este año, según explicó el ministro en funciones de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, lo que ha provocado una caída de los ingresos procedentes del Impuesto Sociedades superior al 25%.

La vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro.La vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro.

El ministro ha insistido en que no se trata de una subida del tipo general del impuesto, sino de los pagos que se adelantan a cuenta, y que al año siguiente con la presentación de la declaración se liquidan las diferencias que puedan existir a favor de la empresa o del Estado.

"Es un anticipo a cuenta, como hacemos las personas físicas en el IRPF y a las que tres de cada cuatro les resulta a devolver", insistió.

La medida que estará en vigor, como mínimo, este año y el que viene, aunque no se descarta que también se aplique en 2018 en función de la evolución del déficit.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.