Diario 5352 18.08.2018 | 10:25
Hosteltur: Noticias de turismo

España: El Gobierno abrirá otra «embajada» en Bruselas mientras el negocio de la restauración cae un 35%

21 noviembre, 2002
El Gobierno balear abrirá el mes que viene una oficina turística en Bruselas para promocionar las Islas en la zona de Bélgica y los Países Bajos. Esta promoción se enmarca dentro de la estrategia del Govern de diversificación de mercados, de cara a la precaria situación económica que está atravesando Alemania, que ya ha dejado de ser el principal mercado emisor para Baleares.
El Gobierno balear abrirá el mes que viene una oficina turística en Bruselas para promocionar las Islas en la zona de Bélgica y los Países Bajos. Esta promoción se enmarca dentro de la estrategia del Govern de diversificación de mercados, de cara a la precaria situación económica que está atravesando Alemania, que ya ha dejado de ser el principal mercado emisor para Baleares.Según explicó ayer el conseller de Turismo, Celestí Alomar, los problemas económicos de Alemania son «más profundos» de lo que se sospechaba, lo cual apunta a que «la recuperación del mercado alemán no será inmediata». De hecho, la Comisión Europea ha denunciado a Alemania por llegar este año a un déficit del 3,8%, que supera el límite del 3% fijado para los países de la zona euro. El conseller manifestó su esperanza que ahora Baleares realmente «toque fondo» respecto a las cifras del turismo alemán, que ha ido bajando consecutivamente en los últimos años. «Sería una buena noticia que ahora tocásemos fondo, porque esto significa que a partir de ahí, podemos volver a remontar» respecto a la llegada de alemanes a las Islas Baleares. No obstante, de cara a las malas previsiones de la economía alemana, Alomar destacó que «tenemos que trabajar ahora en la diversificación de los mercados», para dejar de depender de Alemania en cuestiones turísticas. En este sentido, valoró positivamente la evolución del mercado británico, que ha aumentado las reservas tanto para la temporada de invierno como para el próximo verano durante el mes de octubre. Baleares ha sido el destino con el «mejor comportamiento» del mercado británico en octubre, y las ventas de paquetes turísticos para invierno y verano «están por encima de la media». «Mantendremos las cifras positivas en la venta de paquetes, y también en las reservas directas, el mercado inglés tendrá un gran comportamiento», vaticinó el conseller de Turismo. Respecto a la diversificación de mercados, destacó que el Govern balear abrirá el mes que viene una oficina de turismo en Bruselas, que trabajará de forma activa con los agentes de viajes en Bélgica, y también hará labores de promoción en los Países Bajos. Asimismo, destacó la importancia del mercado italiano, que tiene «cifras altísimas» de reservas hacia las Islas, y donde se promocionan eventos especiales como semanas culturales o gastronómicas. Los países de la antigua Unión Soviética, especialmente Rusia, se encuentran también en el punto de mira de la política promocional del Govern, que, además, continúa las acciones para activas la llegada de turistas de los países escandinavos. Respecto a los visitantes del resto de España, Alomar dijo que se registran «cifras positivas», y que el Govern incentiva los contactos con turoperadores españoles gracias a encuentros como el que se realizará el próximo lunes en Madrid. Como informamos ayer, la cumbre turística de Madrid tendrá como escenarios el hotel y el restaurante más caro de la capital española, el Ritz y el Jockey respectivamente. Alomar eludió cualquier comentario sobre la elección de estos escenarios y se limitó a destacar la importancia del encuentro para potenciar el turismo español. El conseller hizo estas declaraciones con motivo de su visita a las obras del nuevo edificio del Centro de Innovación y de Tecnologías Turísticas de Baleares (CITTIB) en el Parc Bit. El edificio, cuya construcción se inició el pasado 10 abril, tiene un plazo de ejecución de un año, y el arquitecto, Javier García-Solera, expresó ayer su esperanza que se pueda inaugurar dentro del plazo previsto. En otro orden de cosas, el presidente de la Asociación Empresarial de Restauración de Mallorca, Antonio Gil, dijo ayer que muchos empresarios del sector están procediendo a cerrar sus locales, especialmente en la Playa de Palma, debido a la caída del negocio hasta en un 35%, informa Efe. «En esta Comunidad hemos hecho todo lo posible para que los turistas no vengan y estas son las consecuencias», declaró Gil, quien citó como «elementos negativos» para el sector vacacional «los reiterados anuncios de huelgas en Baleares, aprovechados muy bien por la prensa sensacionalista de los países emisores de turismo». El sector de restauración de las Islas agrupa a unas 2.150 empresas, y depende en temporada baja, en gran parte, de que los hoteles mantengan su actividad. «Todo converge para que esta temporada sea mala», explicó, «ya que los hoteles también han optado por el cierre ante las escasas posibilidades de negocio que hay en estos momentos». No obstante, hay algunas excepciones del descenso general, como Alcúdia y el puerto de Andratx, aunque matizó que son «casos puntuales» en una tónica de apatía general. Gil señaló que otro tema que preocupa a los empresarios es el de las cuotas «abusivas» que deben abonar a los bancos cuando los clientes pagan sus facturas con tarjetas de crédito. «Estamos intentando llegar a acuerdos con las entidades». Asimismo dijo que el sector de restauración está soportando una elevada carga fiscal y anunció que el sistema de pensiones en vigor en restauración «puede ser un grave problema en un futuro próximo». Ch.M., diario El Mundo-El Día de Baleares, 21/11/02)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.