Tras el crecimiento del 20% en 2010

American Express Barceló Viajes prevé aumentar sus ventas un 12% este año

Según señala su director general, Javier Mejía

Casi cuatro años después del lanzamiento de la joint venture entre American Express y Viajes Barceló, la nueva agencia resultante, American Express Barceló Viajes, ha consolidado el objetivo que se marcó de equilibrar su base de clientes, entre empresas locales y globales. En 2010 la agencia aumentó sus ventas un 20% (aprovechando, como otras, la desaparición de Marsans) y este año contempla crecer un 12%.

Así lo ha señalado a este diario su director general Javier Mejía, que no obstante no facilita la cifra de negocio de la agencia “por política de la empresa”, si bien HOSTELTUR estima que su facturación se sitúa por encima de los 200 millones de euros anuales.

 Con estas cifras, Mejía aventura que para 2012 se producirá “una consolidación de la tendencia ascendente” en las ventas. Una consolidación que viene de la mano de la apuesta de la agencias por la tecnología “como valor diferencial”, y la centralización de la su gestión de servicios en su centro de Barcelona “donde contamos con 170 personas que dan servicio en ocho idiomas. A lo que se suma un servicio de emergencia que atiende a los clientes desde las seis de la tarde a las ocho de la mañana.

 A nivel general, la agencia ha pasado de los 450 empleados que tenía hace dos años, a los 750 que tiene actualmente. En cuanto a su red de franquicias, actualmente cuenta con 26, situadas en Madrid y Barcelona, bajo la fórmula de inplant ‘in house’.    

 Uno de los principales cambios que ha supuesto la creación de la joint venture (participada al 65% por American Express y por Viajes Barceló al 35%) hace referencia al perfil de las empresas clientes. “Antes la proporción para American Express era de un 80% de grandes empresas y un 20% de pymes. Actualmente estamos al 50%”.

 La nueva normalidad

 Y en cuanto a las tendencias de la actividad del business travel, Mejía se refiera a la “nueva normalidad" que ha traído la crisis “y que no tiene vuelta atrás”. Esta nueva normalidad se refiere a los recortes que han aplicado las empresas en sus partidas de gastos en viajes. “Una vez que acabe la crisis, la situación no volverá a ser la de antes. Esta nueva normalidad afecta a proveedores, travel managers y viajeros.”
 
Y añade que las empresas, pese a la crisis, mantienen los viajes, “lo que ocurre y hacia esto se irá en el futuro, es que se seleccionan los viajes productivos, las visitas a clientes. Es decir, el viaje se contempla no como un gasto, sino como una inversión. Y la tendencia a la internacionalización de las empresas va en esa dirección”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.