Nuevas medidas de ordenación y promoción turística

Andalucía ultima la nueva Ley de Turismo

Reclasificación de la oferta y adaptación a la directiva Bolkestein, entre las novedades

El Consejo de Gobierno aprobó ayer el proyecto de la nueva Ley de Turismo de Andalucía, que sustituirá a la norma de 1999. El nuevo texto recoge en sus 84 artículos medidas de ordenación, promoción, mejora de la accesibilidad a los recursos, impulso a la cooperación público-privada, fomento de la creación de empleo y reforzamiento de las garantías de calidad y seguridad para usuarios y trabajadores.

Luciano Alonso, consejero andaluz de Turismo.Luciano Alonso, consejero andaluz de Turismo.

Entre sus principales novedades, el proyecto prevé la creación de nuevos instrumentos de planificación coordinados con las políticas de ordenación del territorio.

Asimismo, establece una reclasificación de la oferta con la distinción básica entre servicios turísticos y actividades con incidencia en el sector, introduce la regulación de nuevas fórmulas de negocio como la propiedad horizontal e incluye medidas para potenciar las actuales políticas de calidad e innovación.

La norma incorpora también las medidas de simplificación de trámites previstas en la Directiva Europea de Servicios en el Mercado Interior con el fin de agilizar la creación de empresas turísticas.

Entre ellas destaca la sustitución de la autorización administrativa para el inicio de la actividad por una declaración responsable del interesado, que será verificable a través de la posterior actuación inspectora.

El texto modifica la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía en el sentido de homogeneizar en toda la comunidad la definición de suelo de uso turístico para su correcta calificación dentro de los planeamientos municipales.

De acuerdo con ello, tendrán esta consideración los terrenos que se destinen a alojamiento turístico en al menos un 50 % de su edificabilidad total, y de esta proporción, el 5 % podrá dedicarse a servicios diferentes del alojamiento.

La futura ley regulará nuevas fórmulas de negocio como los alojamientos turísticos en regímenes de propiedad horizontal y condominio, que deberán ser gestionados bajo el principio de unidad de explotación.

El turismo genera en Andalucía 340.000 empleos, aglutina a más de 77.000 empresas, representa más del 11 % del Producto Interior Bruto (PIB) regional y supone unos ingresos de más de 15.400 millones de euros anuales, según los datos de la Junta.

 

Comentarios 3

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Focalizador de Opiniones22/06/2011 10:06:21

Porqué no trabajar conjuntamente en el sentido de una ley única a nivel del país para evitar esa "torre de Babel" de normativas distintas en las 17 Comunidades Autónomas. Lo único que esto hace es dificultar el desarrollo normal de la industria turística. Porqué no facilitarle la vida a los usuarios: los turistas que no entienden (ni les importa) las diferencias en clasificaciones cuando pasan la "frontera" de una comunidad a otra; los profesionales que traen a los turistas extrajeros al destino "España", que tienen que negociar condiciones no iguales en cada Comunidad Autónoma. - Para que hacer las cosas fáciles cuando se pueden hacer diíciles

00 Más comentarios del lector Responder

gerardo23/06/2011 0:06:07

Totalmente de acuerdo. Tener leyes autonómicas es un despropósito, genera un sobrecoste administrativo que resta competitividad a España

00 Más comentarios del lector Responder

Mordecai24/06/2011 10:06:53

Focalizador, si vamos a tener leyes iguales en todas las Comunidades Autónomas ¿para qué las queremos entonces? ¿para tener mas administraciones donde enchufar a la gente? Una ley nacional con especialidades autonómicas puede hacerse sin necesidad de construir todo el edificio autonómico, por lo que quizá lo que sobra es tanta Comunidad Autónoma (te estoy dando la razón, aunque no lo parezca) Un saludo.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.