La aerolínea italiana intenta salvaguardar sus operaciones y no perder su acceso al aeropuerto JFK

Alitalia pide protección anti bancarrota en EEUU

Alitalia se ha declarado en quiebra en los Estados Unidos a fin de solicitar la protección anti bancarrota establecida en el capítulo 11 de la ley sobre la materia, y al que han apelado en su día las principales aerolíneas estadounidenses, con el fin de salvaguardar sus operaciones en el país, las cuales generan aproximadamente el 30% de su facturación total. La aerolínea italiana, asimismo, corría el riesgo de perder su acceso al Aeropuerto New York-John F. Kennedy, ante la notificación de la operadora de la Terminal 1 del primer aeropuerto neoyorquino de que daría por terminado su contrato este martes si no saldaba los pagos que le reclamaba.

La compañía, que está gestionando en Italia una posible venta que la salve de la quiebra, remitió este lunes su declaración a un tribunal de Nueva York, que celebrará una audiencia sobre el caso el próximo 26 de junio, según documentos judiciales consultados por Efe.

En el escrito introducido, Alitalia subraya que su intención es continuar con normalidad con sus actividades y seguir efectuando pagos, pero defiende la necesidad protección para garantizar la estabilidad de sus operaciones.

Alitalia pide protección anti bancarrota en EEUUAlitalia pide protección anti bancarrota en EEUU

En concreto, la empresa explica que la operadora de la Terminal 1 del Aeropuerto JFK de Nueva York le había notificado que daría por terminado su contrato este martes si no saldaba pagos que le reclamaba.
Ello, según la compañía italiana, le obligaría a dejar de operar sus vuelos diarios a Nueva York, cortando una "vía sustancial de ingresos".

Según Alitalia, sus operaciones con los EEUU generan aproximadamente el 30% de su facturación total y sólo sus vuelos desde y hacia el aeropuerto JFK suponen alrededor del 15% del total que opera la compañía.

Además, la empresa señala en documentos remitidos al tribunal que también estaba en peligro de perder su acceso a servicios de internet y teléfono a partir del próximo 20 de junio, lo que obligaría al cierre de su call center e impediría parte de sus actividades rutinarias.

En abril, los trabajadores de la aerolínea rechazaron un preacuerdo sobre el plan industrial, alcanzado por la dirección y los sindicatos para sanear las cuentas de la compañía, sin beneficios desde 2002. El plan contemplaba la reestructuración de la deuda de la compañía, por lo que la alternativa era solicitar la intervención del Gobierno y aceptar una administración extraordinaria que comenzara un proceso de venta antes de declararse en quiebra (ver: Alitalia arranca su proceso de venta y recibirá ofertas finales en octubre).

El Gobierno italiano intervino aprobando un préstamo de 600 millones de euros para garantizar sus operaciones en los próximos meses y nombrando a tres administradores extraordinarios que han recibido las muestras de interés en Alitalia de 32 inversores.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.