De Burgos a Vitoria, en media hora

La llegada de la alta velocidad al País Vasco se retrasa hasta 2023

Hay dos alternativas distintas al trazado diseñado en 2015

La alta velocidad ferroviaria conectará con la Y vasca en 2023 una vez se decida el nuevo trazado de Burgos a Vitoria, con dos alternativas distintas a la que se diseñó en 2015 y que serán más económicas y acortarán los tiempos del recorrido. Así lo anunció ayer el minstro de Fomento, Íñigo de la Serna. La anterior previsión era que el AVE llegaría al País Vasco en 2019.

En una rueda de prensa tras reunirse en Burgos con representantes de la Junta de Castilla y León, del Ayuntamiento de la ciudad y de organizaciones empresariales, De la Serna ha explicado que las alternativas que se barajan en el nuevo estudio del proyecto suponen pasar de los 1.536 millones de euros de coste previsto a 1.374 en un caso o a 1.241 en el otro.

El ministro ha afirmado que aún no se sabe cuál de los trazados se ejecutará, aunque la voluntad del Ministerio de Fomento es que el proyecto se encargue incluso antes de que esté aprobado definitivamente el Estudio de Impacto Ambiental para poder acortar al máximo los plazos de tramitación administrativa.

En ambas propuestas se plantea una variante para que parte de los trenes que cubran este recorrido no tengan que entrar en el casco urbano de Miranda de Ebro, de manera que en estos casos se evite un tramo de velocidad máxima de 90 kilómetros por hora y se pueda mantener la velocidad del resto del trazado.

Otro de los cambios importantes de las dos alternativas que se manejan afecta precisamente a la velocidad máxima, que en la propuesta de 2017 era de 270 kilómetros por hora y ahora se eleva a 350 kilómetros por hora, con el consiguiente acortamiento de los tiempos de recorrido, que serían de aproximadamente media hora entre Burgos y Vitoria.

El ministro se ha referido también al tramo, actualmente en construcción, entre Venta de Baños y Burgos, que ha sufrido notables retrasos por razones técnicas que han incluido modificaciones del proyecto adjudicado en su día.

La alta velocidad conectará con la Y vasca en 2023La alta velocidad conectará con la Y vasca en 2023

El AVE llegará a Burgos el año que viene

Ha reiterado que la alta velocidad llegará a Burgos en el segundo trimestre de 2018, aunque también ha advertido de que a partir de ese momento se tendrá que realizar el obligatorio periodo de circulación en pruebas, que es necesario antes de comenzar la comercialización de la línea y que tendrá una duración que en este momento "no se puede precisar, aunque lo importante es que se realice adecuadamente porque es la garantía de seguridad", ha dicho.

De los ocho subtramos de Venta de Baños a Burgos hay seis finalizados, a falta de los últimos detalles y el de Estépar a la variante ferroviaria de Burgos, que es el que ha provocado los principales retrasos, está ya ejecutado al 90%, según De la Serna.

El ministro se ha referido también a la posible reapertura para mercancías de la línea férrea de Burgos a Madrid por Aranda de Duero, que acorta en más de 100 kilómetros el recorrido actual, que se desvía por Valladolid y Ávila.

Trenes de alta velocidadTrenes de alta velocidad

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.