Balance positivo de la temporada 2013 de la FEHM

Congelación salarial: los hoteleros de Mallorca ponen precio a la competitividad

La competitividad de las empresas turísticas españolas está en juego, enfrentándose a destinos rivales con una estructura de costes muy inferior, pero tiene un precio. Entre las acciones imprescindibles a tomar figuran una congelación salarial mientras dure el nuevo convenio colectivo, cuya vigencia debe ampliarse a cuatro años y un nuevo marco fiscal y regulatorio, por parte del Gobierno. El empresario debe asumir el reto con mayor inversión y mejorando la calidad.

Tales planteamientos han sido hechos por el presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Aurelio Vázquez, al hacer el balance de la temporada 2013 en Baleares, donde ha aumentado un 3% el número de llegadas de turistas, cuyo gasto se ha incrementado un 8% hasta 10.500 millones de euros, mientras la temporada se ha alargado tres semanas. El gasto medio diario se ha incrementado, mientras que la estancia media ha bajado. Otro dato positivo es el del "alargamiento de la temporada" unas tres semana más de promedio de apertura en el mes de octubre.

"Es un balance positivo y un momento favorable que debe ser aprovechado para asegurar la competitividad de las empresas e impulsar la generación de empleo con otras condiciones laborales en el convenio que se negociará en 2014 y fiscales que reduzcan los costes unitarios del sector”, ha afirmado Vázquez.

Congelación salarial: los hoteleros de Mallorca ponen precio a la competitividad Congelación salarial: los hoteleros de Mallorca ponen precio a la competitividad

Impacto de las cargas fiscales

Con todo, también ha destacado los crecimientos registrados en los mercados alternativos o emergentes, como el francés, el ruso y el escandinavo, "con aumentos interesantes y con tendencia a mantenerlos en los próximos años".

El presidente de la FEHM ha precisado que el conjunto del gasto está integrado por diferentes componentes, dado que además del alojamiento, se incluyen también el transporte, restaurantes, comercio y otros servicios.

En este contexto, Vázquez ha indicado "los empresarios han tenido que restar a su beneficio el impacto de una mayor carga fiscal" y, en este sentido, ha puesto como ejemplo el incremento del IVA turístico, que ha pasado del 8 al 10% durante este año "lo que ha supuesto un recorte importante en los márgenes de beneficios", ha aseverado.

En su análisis del año, el presidente de la patronal ha realizado un balance positivo de la acción del Govern balear, que ha adoptado toda una serie de acciones legislativas "muy importantes para el sector", entre las que ha mencionado la Ley del suelo, la Ley turística de Baleares, la reforma del sector público o el decreto del TIL, "que son medidas encaminadas a mejorar la competitividad del sector turístico".

Nuevos objetivos

 De cara a los objetivos que se ha marcado la patronal hotelera para los próximos meses, su presidente ha apuntado que el "gran reto colectivo es el del "mejorar y afianza la competitividad empresarial" y que ésta se traduzca en generación de empleo.

Asimismo, ha manifestado que otra de sus reivindicaciones se centrará en disminuir los costes de financiación que soportan las empresas turísticas de España, que están en torno a un 4% del promedio por encima de sus homólogos europeos. También ha anunciado que en breve solicitarán al Gobierno central líneas ICO "con buen crédito".

Además, van a pedir una revisión de la fiscalidad municipal y una apuesta por mejorar el impuesto de sociedades, para lo que van a reivindicar un régimen especial para el sector, del estilo que ya existe para la industria cinematográfica, ha argumentado.

En este contexto, Vázquez ha indicado que el convenio colectivo del sector turístico, que comenzará a negociarse en 2014, apuesta por "buscar una mayor flexibilidad en la contratación --impulsar los contratos de trabajo y de aprendizaje- y por un crecimiento salarial cero" lo que permitirá disminuir costes y afianzar la competitividad de las empresas.

Congelación salarial

Al respecto, el presidente de la FEHM ha matizado que la congelación salarial "busca una mayor competitividad de las empresas", lo que redundará, a su vez, "en una mayor contratación y, al mismo tiempo, en una mayor aportación fiscal a la Administración".

"Es fundamental apuntalar al máximo los factores de competitividad, porque ahora hemos constatado que no somos invulnerable y que hemos llegado a los seis millones de parados", ha aseverado.

"No estamos en un tiempo de exigencias. Es el momento de la racionabilidad y de solucionar los problemas reales, como es la alta tasa de paro que hay", ha insistido, al tiempo que ha remarcado que el futuro convenio, que debería tener cuatro años de vigencia, "se tiene que negociar en base a la competitividad de las empresas, lo que permitirá que se pueda contratar a más personas".

Perspectiva optimista

Por último, de cara a la próxima temporada, el presidente de la patronal ha afirmado que "la perspectiva para el año viene es positiva y favorable", puesto que "no hay ningún indicador que demuestre lo contrario".

"Los flujos crecientes de los mercados alternativos van a seguir, y hasta pensamos que habrá un mejor comportamiento del mercado español, porque todo apunta a una mejora del consumo en nuestro país", ha agregado al respecto.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.