Diario 5513 21.02.2019 | 18:46
Hosteltur: Noticias de turismo
La low cost irlandesa presenta un déficit cercano a los 20 M €

Ryanair entra en pérdidas y retira a Michael O'Leary de su gestión directa

4 febrero, 2019

Ryanair ha reportado una pérdia de 19,6 millones de euros netos en el tercer trimestre de su año fiscal 2018, de octubre a diciembre, frente al beneficio de 105,6 millones de euros que obtuvo en el mismo periodo en 2017, debido fundamentalmente a una caída de un 6% de sus tarifas a menos de 30 € el billete. Tras los malos resultados y los conflictos que ha debido afrontar la low cost, han retirado de su gestión directa al polémico presidente Michael O'Leary, quien continuará por cinco años más, hasta 2024, en la estructura organizativa del grupo, como consejero delegado en una instancia superior, para concentrarse en la dirección central del grupo, al frente de todas sus aerolíneas: Ryanair, Laudamotion, Ryanair Sun y Ryanair UK, nueva filial británica con licencia de operación del Reino Unido, cada una con su propio consejero delegado.

.

En un comunicado remitido a las bolsas de Londres y Dublín, la low cost irlandesa indicó que su tráfico en el periodo aumentó un 8% hasta 32,7 millones de pasajeros, mientras que facturó 1.530 millones de euros, un 9% más que un año antes.

Sin embargo, Ryanair redujo su capacidad durante la temporada invernal y el precio de sus tarifas aéreas cayó un 6%, hasta situarse en un coste medio de 30 euros, explicó el directivo.

"Aunque la pérdida de 20 millones de euros en el tercer trimestre es una decepción, nos consuela saber que se debió enteramente a la debilidad inesperada de las tarifas aéreas, por lo que nuestros clientes disfrutan de precios bajos récord, lo que es bueno para el crecimiento del tráfico actual y futuro", señaló O'Leary.

El balance de resultados para el tercer semestre no incluye los 46,5 millones de euros invertidos para hacerse el pasado julio con el control total de LaudaMotion, línea fundada por el expiloto austríaco de Fórmula Uno Niki Lauda y surgida de la quebrada Niki.

Asimismo, O'Leary recordó este lunes que el aumento del 26% de los ingresos auxiliares por servicios no aéreos (ancillary) hasta 557 millones de euros, se vio contrarrestado por una subida en los costes del combustible.También influyeron, dijo, el repunte en los gastos de plantilla y en las compensaciones pagadas a clientes como consecuencia de las huelgas convocadas el pasado verano por pilotos y personal de cabina.

El abaratamiento de los billetes obligó a Ryanair a revisar hace dos semanas, por segunda vez en cuatro meses, su previsión de beneficios para su año fiscal, ante la posibilidad de que las ventas en la temporada invernal caigan un 7% (ver: Ryanair reduce su previsión de beneficios por la caída de las ventas).

La aerolínea líder del segmento low cost en Europa ha situado su expectativa de beneficios para el ejercicio marzo 2018/2019 entre 1.000 y 1.100 millones de euros, frente a la estimación de 1.100 a 1.200 millones de euros de octubre pasado.

"Nosotros no compartimos el optimismo en las previsiones efectuadas por nuestros competidores para el verano de 2019 respecto a una subida del precio de la tarifa aérea", agregó Ryanair en la nota, por lo que no descartó otra revisión a la baja en los próximos meses.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.