Diario 5407 20.10.2018 | 17:15
Hosteltur: Noticias de turismo
Mercados emisores

La clase media española pierde masa crítica: impactos para el turismo

La crisis económica expulsa de las clases medias a más familias 12 enero, 2013

La clase media española está perdiendo masa crítica como consecuencia de la recesión que se desató en 2008 y que todavía perdura. Se trata de una tendencia económica y social con impactos directos sobre el mercado emisor nacional y por tanto para el conjunto de la industria turística.

De hecho, el 44,5% de los hogares españoles reconoce que “no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año”, según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) del año 2012 elaborada por el INE.

Sin embargo en 2008, el porcentaje de familias españolas que no podía salir de vacaciones era bastante menor, concretamente del 33,5%. La subida de 11 puntos en apenas cuatro años refleja el impacto de la crisis económica sobre la clase media española.

Y es que este grupo social no sólo ha perdido poder adquisitivo, también ha perdido masa o volumen crítico necesario para estar a la par de una oferta turística que ha aumentado.

Encuesta INE Condiciones de Vida de los hogares españoles.Encuesta INE Condiciones de Vida de los hogares españoles.

Otros indicadores reflejan igualmente la contracción de la demanda turística. Por ejemplo, de enero a julio de 2012 las pernoctaciones en hoteles realizadas por viajeros españoles disminuyeron un 6,2%; además durante los nueve primeros meses de 2012 los pagos realizados por los viajeros españoles en el extranjero se redujeron un 3,3%.

Caída de la renta disponible

Este retroceso en la demanda de viajes se explica por la caída de la renta disponible media en España. De hecho, según la Encuesta de Condiciones de Vida del INE, el ingreso monetario medio anual neto por hogar ascendió a 24.609 euros, lo que supone 1.900 euros menos respecto al año 2008.

Estos ingresos se componen de los salarios del trabajo por cuenta ajena, beneficios/pérdidas del trabajo por cuenta propia, prestaciones sociales, rentas procedentes de esquemas privados de pensiones no relacionados con el trabajo, rentas del capital y de la propiedad, transferencias entre otros hogares, ingresos percibidos por menores y el resultado de la declaración por el IRPF.

Evolución de ingresos por hogares en España. Fuente: INE.Evolución de ingresos por hogares en España. Fuente: INE.

Por otra parte, y según refleja la Encuesta de Población Activa del INE, el 40% de los asalariados españoles (seis millones de personas) recibió en 2011 un salario bruto mensual de entre 1.218 y 2.071 euros. Un 30% de los empleados (cuatro millones y medio de personas) gana menos de 1.218 euros. Mientras que el 30% restante percibe un salario bruto superior a los 2.071 euros.

Cabe recordar que, de acuerdo con los parámetros de la economía española, se considera clase media a aquellas familias que ingresan entre 20.000 y 60.000 euros anuales.

Más paro, menos clase media

Pero más allá de las medias estadísticas de asalariados e ingresos netos por hogar, hay que fijarse en otro parámetro clave: el aumento del paro que ha expulsado a centenares de miles de personas de la clase media, al reducirse drásticamente sus ingresos y pasar a percibir sólo la prestación por desempleo o subsidios especiales para parados de larga duración.

Y en España, dos de cada tres desempleados de larga duración -aquellos que llevan más de un año buscando empleo, un colectivo formado por casi dos millones de personas- tienen menos de 45 años.

Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el número de desempleados registrados al finalizar noviembre de 2012 ascendía a 4,9 millones de personas.

Es decir, España tiene en la actualidad casi tres millones de parados más respecto a la etapa anterior de crecimiento económico que finalizó bruscamente en 2008.

Esos tres millones de personas, al pasar a depender de la prestación del paro o del subsidio especial para desempleados de larga duración, han visto reducidos drásticamente sus ingresos y la mayoría han sido expulsadas de la clase media, pues ya se sitúan por debajo de los 20.000 euros anuales.

Además, en septiembre de 2012 se alcanzó la cifra récord de 1,7 millones de hogares con todos sus miembros en paro (el 9,9% del total), lo que agudiza el riesgo de pobreza. Y desde el año 2007, los hogares con un solo integrante ocupado han aumentado un 14,4%, hasta los 6,1 millones.

Salarios y evolución del paro en España.Salarios y evolución del paro en España.

Recuperación para largo

La clase media española ha perdido por tanto poder adquisitivo pero también ha reducido su masa crítica. Ahora son menos familias para una oferta que aumentó durante los años de bonanza económica. ¿Cuándo se recuperará este colectivo en capacidad de gasto y en números totales?

El pasado 10 de diciembre, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, señaló que la economía española seguirá mostrando tasas intertrimestrales negativas al menos durante la primera mitad de 2013, por lo que España no saldría de la recesión hasta el tercer o cuarto trimestre del nuevo año.

Sin embargo, la salida técnica de la recesión -el hecho de que el PIB vuelva a crecer- es una cosa. La recuperación del empleo, otra muy diferente.

Según apunta el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Josep Oliver, España empezará a crear ocupación en los meses centrales de 2013 y se prevé que alcance un saldo positivo durante 2014, siempre y cuando el euro se mantenga estable, aunque puede tardar hasta 15 años en volver a los niveles de ocupación previos a la crisis.

Durante la presentación de su estudio para ManpowerGroup “El mercado de trabajo abril-septiembre 2012 y la vulnerabilidad de los hogares españoles”, Oliver explicó que en la crisis española de 1974 a 1985 se tardó 11 años en destruir en torno al 15% de la ocupación, frente a los cinco que se ha tardado en la crisis actual.

Y si entonces la recuperación de los niveles de ocupación se prolongó hasta 1991, Oliver ha estimado que en esta ocasión se necesitarán por lo menos tres lustros.

Y es que la crisis actual se diferencia de las anteriores porque la destrucción de empleo ha ido más allá de la construcción y la industria, extendiéndose al sector de los servicios e incluso al sector público.

Así, la destrucción de empleo empezó en 2008 afectando a perfiles poco cualificados y a inmigrantes, pero según Oliver se ha vuelto “más terciaria, feminizada y nativa”.

De este modo, han pasado a engrosar las listas del paro personas de mayor edad, con más educación y que habían tenido contratos indefinidos, así como empleados del sector público, un colectivo que hasta ahora había estado más protegido frente a las crisis.

De hecho, los salarios del personal del sector público se vieron reducidos de media un 5% en 2010 y fueron congelados en 2011. Se estima que en España hay cerca de 2,7 millones de empleados públicos, de los cuales 1,6 millones son funcionarios.

Pasos atrás de la clase media

En suma, tras la etapa de crecimiento económico 1995-2007, España ha entrado de lleno en un nuevo ciclo de austeridad donde la clase media ha dado varios pasos atrás.

Para muchas empresas turísticas y destinos, muy dependientes de la demanda nacional, las alternativas pasan por la diversificación de mercados o la internacionalización, pero también por crear nuevos productos u ofertas pensadas para un consumidor que ha cambiado.

Y es que tras cinco años de crisis económica, la clase media española –reducida en número y en poder adquisitivo- pasa a ser un grupo de consumo más prudente, que adquiere bienes y servicios “de forma moderada y con una actitud inteligente, ya que se decanta por la compra útil”, según apunta el Observatorio de Consumo de Esade Business School.

De ahí que, cada vez más, las compras estén marcadas por la búsqueda y la comparación de precios. Se consolida así un consumidor "más social”, que busca, compara y usa internet como “punto de encuentro” con otros usuarios para obtener consejo antes de lanzarse a reservar un viaje.

Este reportaje ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de enero y se puede descargar como pdf a través del siguiente enlace: La clase media española pierde masa crítica.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.